Martínez Majo recuerda el compromiso de la consejera en actuar «igual que en Campofrío»

Martínez Majo recuerda el compromiso de la consejera en actuar «igual que en Campofrío»

El presidente de la Diputación de León insiste en que lo más importante es mantener la cuota de mercado y que no se paralice la línea productiva de Embutidos Rodríguez

RUBÉN FARIÑAS

El Pleno Ordinario de la Diputación de León ha mostrado su preocupación por la situación que atraviesa la fábrica de Embutidos Rodríguez, tras el incendio que se propició el pasado sábado.

El presidente, Juan Martínez Majo, ha reiterado el apoyo que desde la Junta de Castilla y León se va a mostrar con los trabajadores y propietario de la planta de Soto de la Vega.

«La consejera de Agricultura y Ganaderia, en su visita del domingo, garantizó que se daría el mismo trato al incendio de Embutidos Rodríguez que al de Campofrío en Burgos».

Majo recordó que el incendio comenzó a propagarse a las 16:55 horas y «tan solo 38 minutos después» él mismo se había puesto en contacto con la consejera. Además, quiso dejar constancia de la preocupación que genera en la diputación la situación de la fábrica: «Al día siguiente algunos, pese a la peligrosidad que entrañaba, estuvimos en la planta para ver los daños que se habían generado».

El presidente quiso enfatizar en el hecho de que la primera preocupación ahora pasaba por mantener la línea productiva y que la fábrica siga en funcionamiento para no perder la cuota de mercado.

Juan Martínez Majo quiso reseñar la voluntad de la Junta de Castilla y León por buscar soluciones y señaló que fue la propia consejera quien insistió a los propietarios para mantener, este mismo lunes, una reunión.

Desde la Diputación de León son conscientes de que el principal problema se centra en los trabajadores autónomos y los partidos políticos piden bajas incentivadas o vacaciones incentivadas como solución a corto plazo para esta gente «que se queda sin un sueldo y sin respaldo de ningún tipo».