El sida aumenta entre los adolescentes por comportamientos sexuales de riesgo

Test rápido de VIH en la Farmacia de la Calle Mantería 33. :: /HENAR SASTRE
Test rápido de VIH en la Farmacia de la Calle Mantería 33. :: / HENAR SASTRE

El 14,29% de los infectados tiene un diagnóstico cuando ya ha desarrollado la enfermedad

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

Bajan las infecciones por VIH (virus de inmunodeficiencia adquirida), desciende el sida;pero no desaparece. Se ha estancado fundamentalmente como un enfermedad de transmisión sexual, especialmente, pero no solo, entre los homosexuales; pero, pese a ello, y a una prevención al alcance de la mano, cada año se supera el centenar de contagios y se registra una veintena de nuevos pacientes con sida en Castilla y León.

Desde que se diagnosticara el primer caso en 1982 en la comunidad hasta el pasado 15 de junio, fecha de cierre del primer balance de este año, se han diagnosticado 3.151 casos de sida en Castilla y León. La relajación de las costumbres y una considerable pérdida de miedo a la enfermedad que atemorizó al mundo en sus inicios están detrás de que los más jóvenes se descuiden, especialmente entre los 14 y los 20 años y también en el tramo hasta la treintena. Así lo recuerda la Consejería de Sanidad.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida es ya una enfermedad crónica

Mientras en los primeros años y en el registro de 2010 –cuando las bases de datos comienzan a ser más fiables– la incidencia en la adolescencia era del 0,71 por cien mil habitantes, en 2012 ya alcanzó el 2,92 y el año pasado, al 2,22 por dicha cantidad con fluctuaciones pero ascendente y también en el tramo siguiente edad, hasta la treintena que han pasado de suponer el 17,7 al 30 el año pasado. El registro de Salud Pública de Castilla y León constata que el 32% de los nuevos contagios son de menores de 30 años.

El reciente encuentro de especialistas, de principios de noviembre, en el marco del X Congreso Nacional de GeSIDA, la principal cita científica sobre esta patología de España, reveló la reducción de la epidemia de VIH pediátrico en las dos últimas décadas en España –al igual que en otros países desarrollados– con «menos casos de niños autóctonos VIH de transmisión vertical, menor número de madres españolas, más diagnósticos de menores inmigrantes y un incremento de las transmisiones por vía sexual que, en el caso particular español, han crecido por encima del 15% en este periodo». Así se desprende de un estudio realizado sobre datos de la Cohorte Nacional de Niños con VIH (CoRISpe) de los diagnósticos producidos entre 1997 y 2015 hecho público en dichas jornadas.

El Día Mundial frente a la transmisión celebra su 30 aniversario bajoel lema del 'respeto'

El congreso también fue el espacio para presentar otro estudio sobre los nuevos diagnósticos de VIH en pacientes de entre 12 y 19 años incluidos en las citadas cohortes desde 1995 y 2008 y hasta finales de 2017 y 2015, respectivamente. En el periodo se diagnosticaron 327 adolescentes de VIH. La mediana de edad al diagnóstico fue 18,7 años y el 74,3% fueron varones. En el 75,5% de pacientes, la transmisión fue sexual (68,9% hombres que tienen sexo con hombres y el 31,1% por contagio heterosexual); el resto, sobre todo eran usuarios de drogas inyectadas (15,6%). Nacieron fuera de España el 34,6% de los adolescentes diagnosticados; el 69% de ellos, en Sudamérica. De los latinoamericanos, en el 94,9% la transmisión fue por vía sexual frente al 70,6% de los nacidos en España.

Aumenta la demanda de las pruebas rápidas de farmacia

Las farmacias de Castilla y León han realizado, desde su puesta en marcha en 2010 hasta septiembre de este año, 8.377 tests rápidos para detectar el virus. El año pasado se realizaron 1.180 y, durante los primeros nueve meses de este 2018, otras 729. La demanda va en aumento, comenzó con solo 224 tests; llegó a los 987 en 2014 y en los últimos años ya supera el millar y siempre de forma ascendente. Son 16 las oficinas de toda la comunidad –recogidas en el Portal de Salud de la Junta– las que ofrecen tal posibilidad y respetando siempre el anonimato. Es una prueba que detecta la presencia de anticuerpos frente al VIH y es aconsejable realizarla cuando se han tenido conductas de riesgo. El resultado se obtiene en unos 20 minutos y la fiabilidad es del 100% si se ha superado el tiempo ventana, es decir, unos tres meses desde la práctica del riesgo.

Otro de los datos que más preocupa a los especialistas es lo mucho que tardan las personas contagiadas en preocuparse por un diagnóstico, especialmente entre los heterosexuales; lo cual implica el desarrollo de la enfermedad y no solo la infección VIHmucho más tratable.

Un análisis del estadío clínico de las nuevas infecciones en la región detecta que el 14,29% ya tenían sida en el momento del diagnóstico; el 50,55%, una primoinfección y el 27,47% fueron clasificados como contagiados pero asintomáticos.

Son unas conductas vinculadas a los datos del Ministerio de Sanidad, de su encuesta hospitalaria de pacientes infectados de la comunidad –similar comportamiento al de toda España–, que revela que uno de cada cinco ingresados por esta enfermedad no utilizó preservativo en la última relación sexual (el año que menos se registró esta conducta fue en del 16,1% y el que más, del 26,8%) en el último decenio.

Según los datos del informe cerrado en junio de 2018 por el Servicio de Epidemiología de la Junta, la incidencia anual de casos de sida está estabilizada en alrededor de 30 casos por 100.000 habitantes desde 2011. Las personas que tenían prácticas de riesgo relacionadas con compartir material de inyección para el consumo de drogas eran las más afectadas en los primeros años de la epidemia;pero, ahora, los nuevos casos de sida están relacionados con las prácticas sexuales tanto heterosexuales como homosexuales sin protección, el 66% de los diagnósticos.

La edad global –aunque aumenten los casos de jóvenes– de los nuevos casos de sida se ha ido incrementado año tras año y en los últimos años el 70% tenía ya más de 40 años. Hay, además, 280 casos de mayores de 50 años y 53 de 65 años.

En cuanto a las necesidades de intervención desde el sistema sanitario, este informe destaca que «debemos tener presente al mecanismo de transmisión y la edad de los nuevos casos de sida e investigar en esta población para poder realizar un diagnóstico precoz»; así como «disminuir el retraso en la detección del sida fomentando la realización del diagnóstico de VIH».

El sida ya casi solo es noticia cada primero de diciembre, fecha en la que se celebra su día y que ahora cumple 30 años; pero la relajación en la prevención tiene consecuencias importantes para quien se contagia; aunque ahora sea ya una enfermedad con la que se convive y con tratamientos más sencillos y efectivos. Es prácticamente una patología de transmisión sexual y, por lo tanto, de fácil prevención y no solo ella sino las venéreas y la hepatitis, destacan los expertos.