Sacyl aprueba en transparencia con un grado de cumplimiento del 60%, sólo por detrás de Navarra y Madrid

Fachada del Hospital de León. /Gráfico
Fachada del Hospital de León.

Sólo ocho de los 17 servicios evaluados superar el porcentaje del 50%, según el informe Dyntra de junio de 2019

ical
ICALLeón

La transparencia de Sacyl supera el 60 por ciento y se convierte en uno de los tres servicios sanitarios con mayor grado de cumplimiento, sólo por detrás del Servicio Navarro de Salud y del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), que logran un 70,47 y un 65,28 por ciento, en cada caso. Es más, se cuela en la lista de los ocho de 17 servicios que aprueban, al lograr cumplir con al menos el 50 por ciento de los indicadores analizados en el informe Dyntra de junio de 2019.

Dyntra esta una plataforma colaborativa que tiene como objetivo medir la información pública de gobiernos, administraciones públicas, partidos políticos, cargos electos y los diferentes actores sociales de una manera dinámica, eficiente, transparente y abierta. En su último informe pone de manifiesto que los servicios sanitarios en conjunto no aprueban en transparencia pública, y que el cumplimiento medio se sitúa en el 49,37 por ciento.

En concreto, entre los ocho servicios que superan el 50 por ciento, además de los de Navarra, Madrid y Castilla y León, se encuentran el Servicio Aragonés de Salud, con un 57,51 por ciento, junto al de la Comunidad Valenciana, con un 56,48 por ciento; el Servicio Catalán de Salud, un 53,89; el Murciano, 51,81, y el Servicio Vasco de Salud- Osakidetza, con un 50,78 por ciento.

El resto suspenden en transparencia. La peor nota la logra el Servicio Cántabro de Salud, con un grado del 35,75 por ciento; seguido por el Servicio Gallego, con un 36,27, y el Canario y el del Principado de Asturias, con un 39,38 por ciento en ambos casos. Mientras, el Servicio Andaluz casi llega al aprobado, con un 49,74 por ciento; y el de Castilla-La Mancha se distancia un poco más, con un 46,63 por ciento. Un 41,97 obtienen el de Baleares y el de La Rioja, y un 41,45, el extremeño.

El índice se compone de 193 indicadores, divididos en seis categorías. El informe concluye que Sacyl cumple con 117, con lo que alcanza un 60,62 por ciento de los objetivos. Sólo suspende en transparencia económico-financiera, donde el cumplimiento se sitúa en el 32 por ciento. La nota más elevada es en transparencia en contrataciones de servicios, con un 78,57 por ciento, junto a comunicación pública, con un 75 por ciento. Después se encuentran, por este orden, participación ciudadana, con un 63,64 por ciento; transparencia sanitaria, con un 62,71 por ciento, y, por último, con un 60,38 por ciento, transparencia institucional.