Ribera del Duero recibe como un «varapalo» pero con cautela el anuncio de aranceles

Enrique Pascual García, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero./Ramón Gómez
Enrique Pascual García, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero. / Ramón Gómez

El presidente de la denominación confía en que la situación se normalice y define a Estados Unidos como un «país prioritario»

El Norte
EL NORTEValladolid

El presidente del Consejo Regulador de Ribera del Duero, Enrique Pascual, anunció hoy que la aplicación de un arancel del 25% en Estados Unidos a los vinos que llegarán desde varios países de la Unión Europea supone «un palo en la rueda», pero reclamó cautela hasta tomar las medidas necesarias.

El director general de Protos, miembro del Consejo y responsable de mercados, Carlos Villar, se expresaba de modo similar. «Ambas denominaciones hemos dedicado muchos recursos, también las bodegas grandes, con mucho esfuerzo, para que ahora llegue este varapalo», sostuvo.

A pesar de la dificultad que supone esta noticia, Enrique Pascual definió a este país como «país prioritario». «Tengo la esperanza de que esto no sea para siempre y de que vuelva a la normalidad», expresó Pascual. «Durante un tiempo nos tocará sufrir y perder; y trabajar de otra manera para solventar el momento para lo que pueda venir en el futuro. Pero no es un país para cerrar de hoy para mañana», sentenció en declaraciones a Ical.

Asimismo, consideró que «toda situación que complique el escenario, que eleve los aranceles y mayor documentación administrativa será un perjuicio para la comercialización y un problema a sortear». En todo caso, señaló que «puede pasar cualquier cosa», ya el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, «cada día da una noticia y, ¿quién sabe?, a lo mejor luego queda en nada». «Somos cautelosos para recibir una noticia desagradable», insistió, tras lo que aclaró que la tranquilidad y la cautela eran para tomar la mejor decisión.

Por su parte, el director general de Protos se explayó en la situación al recordar que Ribera del Duero hizo una «apuesta clara», junto a la DO Rueda, con la puesta en marcha del 'Plan USA' hace unos años, que comprendía aportaciones económicas para situarse en este mercado. De hecho, Estados Unidos es el primer país importador de vino.

Exportación del 20%

Actualmente, Ribera del Duero exporta el 20% de su producción. Y de esa cifra, entre un 12 y un 15% tiene como destino Estados Unidos. «Solo hay dos mercados con tendencia alcista clara», afirmó Villar, que se refirió al país norteamericano y a China, ya que en Europa «el mercado no crece por que está maduro».

Por ello, calificó de «foco estratégico» a Estados Unidos y lamentó que este daño colateral sobre el sector del vino y la alimentación «llegue sin comerlo ni beberlo, por un conflicto aeronáutico». De hecho, por este motivo algunos países de la UE no entran en el tema aranceles, como Italia, a la que se refirió como país que tendrá el camino más fácil.

Villar, advirtió que el anuncio podría afectar a los precios del vino en el país americano. Admitió que «no es fácil cambiar este país por otro», si bien anunció que se intentará aprovechar la presencia de empresas como Protos en más de cien países para «diluir esta pérdida». En todo caso, en la línea del presidente del Consejo Regulador, comentó que puede cambiar la situación y remarcó la volatilidad de las declaraciones de Trump. Sin embargo, alega que no tiene muchas esperanzas respecto al futuro cercano: «Es poco probable que antes del 18 de octubre, que está tan cerca, algo cambie», remachó.

Por último, confió en que la Unión Europea «compense» estos daños para aquellos que no se encuentran dentro del conflicto entre Airbus y Boeing, como es el agroalimentario.