El mobiliario del piso de las Cortes es de 2007 y 2008 excepto dos termos adquiridos en 2015

Cocina del apartamento de las Cortes con dos termos sobre la encimera./ HENAR SASTRE
Cocina del apartamento de las Cortes con dos termos sobre la encimera. / HENAR SASTRE

Luis Fuentes hace públicas las facturas frente a las afirmaciones «malintencionadas» del procurador del PSOE José Francisco Martín

El Norte
EL NORTEValladolid

El mobiliario del apartamento de las Cortes fue comprado en 2007 a excepción de un perchero de pie, que se adquirió en 2008, y de dos termos que se compraron en 2015, según muestra el inventario de facturas ofrecido junto a un comunicado por la Presidencia de las Cortes de Castilla y León.

Según se recoge en el inventario, el apartamento que se ubica en la segunda planta del edificio de las Cortes, justo encima del despacho de presidencia, cuenta con 52 facturas de muebles y electrodomésticos que fueron adquiridos mayoritariamente en 2007, año de la inauguración del edificio en el barrio de Villa del Prado de Valladolid, al trasladarse la institución desde el Castillo de Fuensaldaña.

En el comunicado se aclara que, con la finalidad de mantener la transparencia de la institución y como consecuencia de «las afirmaciones malintencionadas del procurador del Grupo Parlamentario Socialista y secretario primero de la Mesa de las Cortes, José Francisco Martín», se procede a hacer público el inventario de adquisición del mobiliario.

Martín ha criticado este miércoles, después de que el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, mostrara el apartamento a los medios, que en él «hay muebles que tienen dos días, que están recién comprados como el frigorífico o el congelador» y que por lo tanto no son de 2006 o 2007, a la vez que ha exigido las facturas de compra de los mismos.

Como respuesta, la Presidencia de las Cortes ha explicado a través de un comunicado que la mayoría se compraron en 2007 y 2008 con la apertura del edificio y bajo la presidencia de José Manuel Fernández Santiago, y la única compra posterior se hizo en 2015 cuando la máxima responsable de la institución era Silvia Clemente.

Según el inventario recogido por Efe, el apartamento tienen un mobiliario con 52 facturas, cinco corresponden al vestíbulo para las adquisiciones de una mesita, una lámpara de sobremesa, una consola suspendida en la pared con dos cajones, una lámpara pie color negro y un perchero de pie, este último el adquirido en 2008.

En la cocina se presentan 13 facturas, correspondientes a los muebles estratificados de aluminio, la encimera de grafito, el frigorífico, el horno a vapor, la cafetera automática, el microondas, la vitrocerámica de inducción, el lavavajillas -que se usa para lavar los vasos de las Comisiones y los Plenos, según ha asegurado Fuentes-, la campana extractora, el fregadero, el grifo y dos termos, estos últimos adquiridos en 2015.

Por su parte, en el comedor se presentan ocho facturas, para las cuatro sillas, un contenedor, una mesa y una alfombra; mientras que en la sala de estar se justifican once facturas, de cuatro sillas, un sofá con reposapiés, una alfombra, una mesa de centro, una lámpara de pie, una mesa cuadrada, un sofá de tres plazas y una butaca.

El inventario concluye con el armario vestidor del pasillo y con las 14 facturas correspondientes del baño para la adquisición de una jabonera, dos perchas, un portarrollos, un posavasos, un mueble de lavabo y otro de dos cajones, un dosificador de jabón, un cubo sanitario, un taburete, un espejo, un mueble alto con espejo, un escobillero y una columna de ducha.