Maroto, el único senador sin vínculos con Castilla y León en 36 años

Elección de senadores en representación de Castilla y León, Javier Maroto, Teresa López y Francisco Díaz./Alberto Mingueza
Elección de senadores en representación de Castilla y León, Javier Maroto, Teresa López y Francisco Díaz. / Alberto Mingueza

El político vitoriano se ha convertido en el único senador por designación autonómica sin vinculación con la comunidad de toda la democracia

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Los socialistas Celso López y Octavio Granado, junto con el popular Vicente Bosque, se convirtieron en 1983 en los tres primeros senadores por designación autonómica de Castilla y León. Los tres eran procuradores en las Cortes regionales (la ley lo requería entonces) y desempeñaban cargos políticos en la comunidad. Celso López era alcalde de Ponferrada (se mantuvo en el cargo hasta 1995). El burgalés Octavio Granado -actual secretario de Estado de la Seguridad Social- despuntaba en la Cámara y Vicente Bosque formaba parte de los procuradores de Alianza Popular (AP) después de haber ejercido como gobernador civil durante la dictadura franquista en Ávila. Desde entonces, todos los procuradores designados por las Cortes de Castilla y León compartieron un requisito tan imprescindible como lógico: su vinculación política a la comunidad.

Hasta que llegó Javier Maroto.

El PP impuso esta semana, a través de su presidente nacional, Pablo Casado, la presencia de un cuerpo extraño en la historia del parlamentarismo regional, en una decisión controvertida que ha sido centro del debate político. Maroto, exalcalde de Vitoria y diputado frustrado por Álava en las pasadas elecciones generales, ha encontrado acomodo en el Senado gracias a los votos del PP y Ciudadanos, partidos que se vieron obligados a efectuar arabescos dialécticos para justificar un nuevo trágala procedente de los despachos de Madrid.

Maroto, sin ninguna vinculación con la comunidad -más allá de su apresurado empadronamiento en Sotosalbos, Segovia-, sudaba el pasado martes en la tribuna de las Cortes regionales. Mientras, los procuradores azules y naranjas resolvían la papeleta a un político al que los electores alaveses habían negado su presencia en el Parlamento. Para un partido como Ciudadanos, que asegura estar en contra de las elecciones indirectas, supuso otro episodio de difícil digestión.

«Procuraré quedarme con sus nombres para contarles todo lo que pueda, siempre en interés de sus medios, que a veces es el de toda la sociedad castellano y leonesa», trató de contemporizar Maroto con los periodistas parlamentarios de la comunidad, que lo asaetearon a preguntas, antes de coger el camino de vuelta a Madrid.

La portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, Carlota Amigo, tardó poco en anunciar una propuesta para volver a la situación anterior al año 2000, cuando los senadores autonómicos debían ostentar la condición de procuradores. «Nos parece lo más razonable», arguyó.

La designación de Maroto -primer senador autonómico sin vinculación previa con Castilla y León- fue retrospectivamente posible gracias a la votación registrada en las antiguas Cortes de Fuensaldaña el 25 de febrero de 2000, tras una modificación de la ley que impulsaron los grupos popular, socialista y mixto.

Solo Juan Carlos Rad, a la sazón procurador de Tierra Comunera, optó entonces por la abstención. Rad veía «un cambio a peor en la representatividad» ya que la condición de procurador «por lo menos garantizaba la designación de personas elegidas democráticamente». «Con la actual fórmula de nombramiento, el cargo de senador más se parece a un nombramiento honorífico, que fácilmente puede derivar en una forma de pago político al servicio de intereses partidistas, que a una persona que vele realmente por la defensa de nuestros intereses. No digo ya que pueda servir, incluso, para blindar judicialmente a personas con delitos pendientes», dijo Rad. La modificación de la ley se aprobó con 76 votos a favor, ninguno en contra y una abstención.

Rampas de salida

A partir de entonces, los puestos de senador por designación autonómica se convirtieron en rampas de salida para políticos que habían ostentado responsabilidades y también para aquellos que atravesaban problemas.

De la nueva situación se beneficiaron entre otros, el expresidente Juan José Lucas, que ha sido senador por designación autonómica en las últimas seis legislaturas; el exvicepresidente Jesús Merino, o el exconsejero de Presidencia Jesús Mañueco, apartado del Gobierno autonómico en el año 2000 y enviado al Senado. Más recientemente, la socialista Teresa López ha encontrado «refugio político» en la Cámara Alta, tras las luchas internas en el PSOE provincial. Sin embargo, todos ellos habían vivido de cerca la realidad política de Castilla y León, algo de lo que no puede presumir ahora el advenedizo Maroto.

Senadores por designación autonómica en Castilla y León (1983-2019)

PSOE

Celso López

Procurador por León y alcalde de Ponferrada. Senador en la II y III legislatura.

PSOE

Octavio Granado

Fue procurador por Burgos. Senador de la II a la VII legislatura.

AP

Vicente Bosque

Fue gobernador civil y procurador por Ávila. Senador en la II y III legislatura.

AP

José Luis Sainz

Procurador por Valladolid. Senador autonómico en las legislaturas III, IV y V.

CDS

José Luis Sagredo

Fue procurador por Salamanca. Senador en III legislatura.

CDS

Luis Aznar

Fue procurador por León. Senador por designación en la III y IV legislatura.

PP

Jesús Posada

Fue presidente de la Junta de Castilla y León. Senador en la IV legislatura.

PP

Miguel Pérez Villar

Fue procurador por León. Senador designado en IV y V legislatura.

PP

César Huidobro

Fue procurador por Burgos. Senador designado en V y VI legislatura.

PP

Jesús Merino

Fue vicepresidente de la Junta. Senador autonómico en la VI legislatura.

PP

Fernando de Arvizu

Procurador por León. Senador designado en la VI y VII legislatura.

PSOE

Ángel Villalba

Delegado de Cultura y procurador por León. Senador en VII legislatura.

PP

Jesús Mañueco

Fue consejero de Presidencia de la Junta. Senador en la VII legislatura.

PP

Juan José Lucas

Fue presidente de la Junta. Senador autonómico entre la VII y la XII legislatura.

PSOE

José Arsenio Giménez

Procurador por León. Senador entre las legislaturas VII y IX.

PP

Isabel Carrasco

Fue procuradora por León y consejera de Economía. Senadora en VII y VIII legislatura.

PP

José Valín

Fue consejero de Agricultura y Ganadería. Senador en la VIII y IX legislatura.

PP

María Jesús Ruiz

Fue consejera y vicepresidenta de la Junta. Senadora en la IX y X legislatura.

PSOE

Óscar López

Fue procurador (Segovia) y líder del PSOE. Senador de la IX a la XII legislaturas.

PSOE

Ibán García

Fue concejal y diputado provincial en León. Senador en la X legislatura.

PP

María del Mar Angulo

Fue concejala en Soria. Senadora en la X legislatura.

PSOE

Antidio Fagúndez

Primer teniente de alcalde en Zamora. Senador en la XII legislatura.

PP

Ignacio Cosidó

Fue diputado y senador por Palencia. Senador autonómico en la XII legislatura.

PSOE

Teresa López

Fue alcaldesa de Medina del Campo (Valladolid). Senadora en la XIII legislatura.

PSOE

Fran Díaz

Secretario de las Juventudes Socialistas. Senador en la XIII legislatura.

PP

Javier Maroto

Fue alcalde de Vitoria y diputado en el Congreso por Álava. Senador autonómico por Castilla y León en la XIII Legislatura.