Mañueco 'encaja' las piezas del gobierno de Castilla y León y mantiene a Suárez-Quiñones en Fomento y Medio Ambiente

Alfonso Fernández Mañueco, en la comparecencia para desvelar la composición de su gobierno. / Efe

Mañueco advierte que «en su gobierno están quien están» y asegura desconocer el veto de Cs al Suárez-Quiñones | Cs deja fuera del gobierno al leonés Manuel Mitadiel y apuesta por German Barrios para Empleo e Industria

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Tras semanas de negociaciones y tiras y aflojas entre PP y Cs para configurar el nuevo puzle de la Junta de Castilla y León, las piezas han encajado.

Alfonso Fernández Mañueco, el presidente autonómico, ha puesto cara y nombre a los nuevos consejeros que constituirán el gobierno autonómico de los próximos cuatro años en el que el PP gobernará en coalición con Cs.

La mayor incógnita era o no la continuidad del leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, cuyo nombramiento inicialmente había sido vetado inicialmente por Ciudadanos que, posteriormente, dejó la decisión en manos de Mañueco.

Finalmente, el consejero «repite» y se mantendrá al frente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Así lo ha señalado el presidente que, a preguntas de los medios, ha advertido que los «que están, están porque quiere el presidente» a la par que ha asegurado no ser consciente del veto de Igea.

El otro consejero que se mantendrá los próximos cuatro años en el gobierno autonómico será Carlos Fernández Carriedo que si bien deja las riendas de Empleo para asumir la Consejería de Economía y Hacienda.

El nuevo gobierno

-Vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior. Francisco Igea (Cs)

-Consejería de Presidencia. Ángel Ibáñez Hernando (PP)

- Consejería de Economía y Hacienda. Carlos Fernández Carriedo (PP)

- Consejería de Empleo e Industria. Germán Barrios García (Cs)

- Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Juan Carlos Suárez-Quiñones (PP)

- Consejería de Agricultura, Ganadería, y Desarrollo Rural. Jesús Julio Carnero (PP)

- Consejería de Sanidad. Verónica Casado (Cs)

- Consejería de Familia e Igualdad. Isabel Blanco Llamas (PP)

- Consejería de Educación. Rocío Lucas Navas (PP)

- Consejería de Cultura y Turismo. Javier Ortega Álvarez (Cs)

El que se cae de las quinielas de Ciudadanos es el leonés Manuel Mitadiel, cuyo nombre había sonado para ponerse al frente de la Consejería de Cultura y Turismo, que finalmente asume Javier Ortega Álvarez, el director-gerente de la Fundación Delibes.

El equipo de la formación naranja, tal y como lo había adelantado leonoticias, lo completan Germán Barrios García, actual presidente del Consejo Económico y Social, que asume el área de Empleo e Industria y que se pone al frente de Empleo e Industria, y la vallisoletana Verónica Casado, que asume la Consejería de Sanidad.

Tal y como adelantó leonoticias, Mañueco apuesta por el expresidente de las Cortes, Ángel Ibáñez Hernando, para asumir la Consejería de Presidencia, mientras que Jesús Julio Carnero, el que fuera presidente de la Diputación de Valladolid, asumirá la cartera de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

Por último, la popular zamorana Isabel Blanco, ingeniera de Caminos y cuyo nombre había sonado para Fomento y Medio Ambiente, asume la Consejería de Familia e Igualdad, mientras que Rocío Lucas, licenciada en Derecho y ha sido gerente del Servicio Público de Empleo, se pone al frente de Educación.

«Personas comprometidas con Castilla y León»

Durante la presentación, Mañueco aseguró que todos ellos son personas con una «dilatada experiencia y una gran cualificación profesional» pero que sobre todo, destacó, personas que tienen una «gran vocación de servicio público y comprometidas e implicadas con Castilla y León y con sus vecinos».

Un gobierno que empieza a trabajar por el futuro y progresión económica y social de la tierra. Un gobierno «trasformador» pero que, según puntualizó, tiene un proyecto de cuatro años para trabajar por Castilla y León y sus vecinos, su crecimiento y la generación de oportunidades.

Un gobierno, reiteró, moderado, reformista, centrado en las personas y que quiere aplicar unas políticas liberales y de centro para afrontar los restos de futuro y «crecer como autonomía y contribuir al crecimiento de España».

En este sentido, Mañueco recordó minutos antes de desvelar la lista de consejeros, que se trata de un gobierno «lógico» que nace fruto del diálogo con Cs y que están «ensamblando con el principal objetivo de «mejorar Castilla y León, la calidad de vida de sus vecinos».

Sus prioridades, apuntó, el crecimiento económico de la comunidad, potenciar los servicios públicos, impulsar el desarrollo de mundo rural «como seña de identidad de esta tierra» y, por tanto, afrontar el reto demográfico y combatir a la despoblación.