La Junta tardó casi tres días en informar del «caso probable» de listeriosis en Segovia

Bloque de urgencias en el Hospital General de Segovia. /A. DE TORRE
Bloque de urgencias en el Hospital General de Segovia. / A. DE TORRE

El presidente Mañueco afirmó que el resultado de las pruebas llegará el viernes, cuando el hijo del ingresado en Castilla y León ya ha sido diagnosticado en Sevilla

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

Esta es la cronología de los hechos. José Bouza ingresó el domingo por la noche, a las 22:03 horas, en Urgencias del Hospital General de Segovia con los síntomas de listeriosis (dolores de cabeza y de huesos, malestar...). Ese fue el primer diagnóstico que le dieron los médicos. De hecho, su hijo está ingresado en un hospital de Sevilla por la misma intoxicación, ya que ambos comieron a la vez, el sábado, en Andalucía, la carne mechada contaminada.

José está ahora a la espera de que las pruebas definitivas confirmen, en las próximas horas, que sus síntomas se corresponden con la listerioris. La Consejería de Sanidad aseguró el martes por la tarde (a las 18:40 horas) que «no consta ningún afectado o infectado en Castilla y León por este lote».

Este miércoles por la mañana, casi a los tres días de la hospitalización de José (después de que Sanidad asegurara que no había casos vinculados con el brote y de que El Norte relatara la situación del paciente de Segovia), el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, reconoció la existencia de «un caso no confirmado de manera clínica, pero que se considera sospechoso por dos circunstancias». «Primero, porque este hombre comió junto a su hijo de la carne contaminada en Sevilla. Y segundo, porque su hijo ha estado en tratamiento en la capital andaluza y sí le diagnosticaron esta enfermedad, con lo que es uno de los 132 casos confirmados en esa comunidad», aseguró Fernández Mañueco.

De este modo, la Sanidad andaluza ya ha diagnosticado al hijo del paciente ingresado en Castilla y León, que todavía está a la espera de que concluyan aquí las pruebas (hemocultivo y coprocultivo) para certificar si, verdaderamente, está intoxicado por listeriosis. La Consejería de Sanidad insistió en que se trata de un «caso probable», cuyo diagnóstico no está confirmado, a la espera del resultado de las pruebas.

En esta situación, similar a la de la persona ingresada en Segovia, se encuentran otras 528 personas en España (casos sospechosos de padecer una enfermedad que ya ha sido confirmada en 150 enfermos; 132 en Andalucía y los 18 restantes en Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón). Las comunidades de Madrid y de Castilla-La Mancha informaron de que están en estudio seis y tres casos de personas que presumiblemente han resultado infectadas. El protocolo de aviso en estas comunidades informó de estos caso, incluso antes de que se produjera la confirmación, con más celeridad que en Castilla y León.

Fuentes del Gobierno regional reconocieron que se tenía que haber activado antes el protocolo de alerta en la comunidad, en el momento en el que el hospital segoviano detectó una sospecha del posible caso de listeriosis. Sin embargo, el aviso de la administración regional no llegó hasta el martes por la tarde, y no por el ingreso hospitalario, sino porque técnicos de la Junta detectaron en un establecimiento de San Rafael (en Segovia) lotes vinculados con la marca comercial 'La Mechá', que ha desatado la crisis alimentaria. «Ya se han retirado, a pesar de que no se ha demostrado que estuviese contaminada», explicó Fernández Mañueco

La Consejería de Sanidad activó el martes el procedimiento de Gestión de la Red de Alerta Rápida Alimentaria en Castilla y León. Las autoridades sanitarias afirmaron que el establecimiento segoviano recibió una redistribución de cuatro envíos de carne de la marca 'La Mechá', de los que tres podrían estar contaminados con listeria, ya que se elaboraron con posterioridad al mes de mayo (que es la partida origen de la intoxicación).

El distribuidor informó de que tras conocer el brote se puso en contacto de inmediato con el establecimiento receptor segoviano y le instó a retirar el producto del mercado. Por su parte, Sanidad ordenó de forma inmediata una inspección en la empresa distribuidora del producto afectado.

El Ministerio de Sanidad asegura que el día 16 informó a las comunidades autónomas (a través de las redes de alerta)sobre el brote detectado en Andalucía, para que el resto de las regiones estuvieran atentas a posibles casos en sus territorios.