La Junta pide al Gobierno de Pedro Sánchez «una transición justa» para el carbón

Pilar del Olmo./ICAL
Pilar del Olmo. / ICAL

Herrera define el Ejecutivo nacional es «muy sólido» pero ve algunas incoherencias

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANOVALLADOLID

a consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, urgió ayer a la ministra María Jesús Montero a acometer la reforma de la financiación autonómica, valoró lo que puede aportar en las negociaciones de la PAC y de los Fondos Estructurales de la UE el hecho de que al frente del Ministerio de Economía esté una persona de prestigio y conocedora del presupuesto comunitario como Nadia Calviño y mostró su «preocupación» por el perfil de Teresa Ribera, que se hará cargo de la política energética y medioambiental. Del Olmo manifestó su temor a que la nueva ministra no sea receptiva al mantenimiento de las centrales térmicas y a la inclusión del carbón autóctono en el 'mix' energético nacional. «Personalmente echaré de menos al ministro Nadal (antecesor de Ribera), que nos ha defendido siempre», remarcó la consejera de Castilla y León, en referencia al «carbón y las térmicas».

En su cuenta personal de Twitter, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, publicaba hace aproximadamente un mes un mensaje sobre la minería en el que ironizaba sobre el futuro del carbón: «Que tenga que ser el sector seguros el que deje claro que el carbón se acabó... Ay!!». Sobre el futuro del mineral también se pronunciaba en una reciente entrevista en la Cadena Ser. En ella apuntaba: «España puede ir cerrando de manera ordenada las centrales de carbón. Me parece que el acento más importante en el que debería empeñarse el Gobierno es el de ofrecer alternativas para las comarcas mineras donde toda la riqueza está concentrada en torno a la mina». A buen entendedor...

Por otro lado, Pilar del Olmo no mencionó a Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, con el que ha cohabitado políticamente durante la etapa de Rajoy (y anteriormente con Aznar), salvo por los temas pendientes que deja a su sucesora. «Coincidimos en que las comunidades estamos infrafinanciadas y en que los objetivos de déficit siempre han estado repartidos a favor del Gobierno central; eso es algo que ella compartía como consejera de Hacienda de Andalucía», aseguró Pilar del Olmo. La dirigente de Castilla y León añadió que espera que la «primera tarea» de la futura ministra de Hacienda sea «cerrar el nuevo modelo de la financiación autonómica. Se lo exigí a Montoro y lo haré con ella». Además, subrayó que conoce la posición y reivindicaciones que ha defendido Montero como consejera andaluza en los Consejos de Política Fiscal y Financiera. «Espero no tenerle que recordar sus posicionamientos», remachó la responsable de cuadrar las cuentas en Castilla y León.

El «prestigio» de Calviño

La tercera ministra con la que se relacionará Pilar del Olmo por compartir materias de gestión es Nadia Calviño, en Economía. La consejera valoró su prestigio profesional y calificó de «ventaja» para negociar en la UE esa reputación y su profundo conocimiento del presupuesto de las instituciones comunitarias (ha sido la actual directora general de Presupuestos de la Comisión Europea hasta su nuevo nombramiento). No obstante, es una de las ministras que más preocupa en el Ejecutivo autonómico tras su defensa del recorte del 30% en las ayudas de la PAC de cara al próximo periodo. El presidente del Gobierno regional, Juan Vicente Herrera, lo considera una «incoherencia» que más adelante, dijo ayer, tendrán que subrayar, según informa Ical. Aún así, para Herrera, el nuevo Ejecutivo que ha diseñado Pedro Sánchez es «muy sólido», formado por personalidades «muy interesantes» y matizó que «con el tiempo se comprobará si algunas tesis de Calviño se tienen que aproximar a la exigencia de economías agrícolas como la española y la de Castilla y León y, por tanto, a los nuevos tiempos».

Por otra parte, Herrera se refirió a la elección de la andaluza María Jesús Montero como nueva ministra de Hacienda y como había hecho previamente su consejera del ramo, aseguró que es una persona «profesional, preparada y que conoce el sector», pero señaló que «no está defendiendo» las demandas de territorios tan extensos como su comunidad, pero mucho menos poblados, en relación al sistema de financiación autonómica.

Sobre esto mismo se pronunció el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado que ayer recordó que la nueva titular de su departamento, Carmen Montón, conoce perfectamente el sector tras haber sido su homóloga en la Comunidad Valenciana y le demandó que aborde la financiación de este servicio público. Por su parte, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, reclamó al nuevo Gobierno que cumpla con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y continúe con la «hoja de ruta» marcada en el reparto entre comunidades autónomas del 0,7% del IRPF que se destina a fines sociales.

Desde el PSOE de Castilla y León se reservan a un acto convocado para hoy en Villablino (León) para valorar el nuevo gobierno aunque, en un 'tuit', el secretario autonómico, Luis Tudanca, lo calificaba como un «Gobierno para la esperanza. Feminismo, solvencia y prestigio para un gobierno hecho para gobernar. Es hora de que este país tenga un gobierno a la altura de su gente».

Mensaje que publicó el 5 de mayo la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en su cuenta personal de Twitter: