Detenidos en Valladolid 14 integrantes de una red dedicada al tráfico de anabolizantes y drogas que vendía a toda España

Anabolizantes intervenidos por la Policía Nacional en Valladolid. / Policía Nacional

La organización criminal distribuía medicamentos ilegales desde la capital vallisoletana al resto de España para mejorar las capacidades de los aficionados al fitness

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La Policía Nacional ha detenido a 14 personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública y de pertenencia a grupo criminal, por distribuir medicamentos ilegales desde Valladolid a toda España para mejorar las capacidades de los aficionados al fitness. Según informa Ical, los detenidos componían una organización que, además de dedicarse a esta actividad, traficaba con sustancias estupefacientes, principalmente cocaína.

El principal investigado, cuya identidad no ha trascendido, disponía de un supuesto «consultorio médico» en su propio domicilio de Valladolid, desde donde suministraba las sustancias medicamentosas a sus clientes. Allí mismo diseñaba las terapias y les inyectaba los productos.

La Policía Nacional desmantela en Valladolid una red criminal dedicada al tráfico de anabolizantes y drogas. / Policía Nacional

La investigación comenzó hace seis meses, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada a la importación, almacenamiento y venta de sustancias anabolizantes, así como a la venta al por menor de sustancias estupefacientes, tal y como explica el cuerpo nacional de policía a través de un comunicado.

Tras varias gestiones, los investigadores constataron que el centro neurálgico de operaciones se encontraba en Valladolid, desde donde dirigían la adquisición, almacenamiento y suministro de medicamentos dopantes destinados al incremento del rendimiento y la masa muscular de deportistas. Los investigados compaginaban esa actividad delictiva con la venta al por menor de sustancias estupefacientes, especialmente cocaína, ocultando sus actividades ilícitas bajo una estructura legal de venta de productos nutricionales.

'Modus operandi'

El grupo desmantelado seguía siempre el mismo 'modus operandi'. La adquisición de los medicamentos se realizaba por diferentes vías, aunque el principal suministrador provenía de Portugal. No obstante, también utilizaban otros distribuidores nacionales a un nivel inferior. Posteriormente, los productos eran almacenados en los propios domicilios, trasteros o garajes para ser distribuidos por todo el territorio nacional, entregándolos en mano o a través del envío de paquetería.

Tras analizar toda la información obtenida, los agentes arrestaron a 14 personas y registraron diez inmuebles en Valladolid, donde además intervinieron unas 25.000 dosis de sustancias anabolizantes, 700 gramos de hachís, 15 gramos de marihuana, 53 gramos de cocaína, 24.000 euros en efectivo y diferentes dispositivos móviles y electrónicos, entre otros efectos.

El principal responsable de la organización utilizaba su propio domicilio para citar, diseñar la «terapia» e incluso inyectar los productos a los clientes, funcionando como un auténtico «consultorio médico» para la mejora de las condiciones físicas de los deportistas.

 

Fotos