Comunican la baja a una trabajadora de Palencia a la que una máquina atrapó el brazo sin tener contrato

Comunican la baja a una trabajadora de Palencia a la que una máquina atrapó el brazo sin tener contrato

La joven trabajó nueve días hasta que sufrió el accidente solo con el alta de la Seguridad Social y su abogado pide la nulidad del despido

R. S. R.
R. S. R.

Una joven palentina de 26 años, E. A. R., a través de su representante legal, el abogado palentino Diego Prádanos Niño, ha presentado en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Palencia una solicitud de despido nulo después de que el pasado 9 de abril sufriera un accidente laboral, al atraparle el brazo una máquina en la que operaba y ocasionarle una fractura abierta de cúbito y radio de la que tuvo que ser operada en Madrid y le quedarán graves secuelas. La empresa le dio de alta el 1 de abril de 2019, cuando recibió un SMS de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), y trabajó desde ese día sin contrato hasta el día 9 de ese mes, cuando sufrió el accidente. Ahora, la empresa le ha dado la baja con fecha 30 de junio, también a través de SMS de la TGSS, sin llegar a haber firmado ningún contrato.

E. A. R. empezó a trabajar el 1 de abril, cuando le llegó el SMS de alta en la TGSS, pero sin firmar el contrato, y el día 9, cuando estaba limpiando una máquina en su trabajo, sufrió un accidente laboral. En concreto, la máquina le atrapó el delantal cuando se quitaba una parte móvil del equipo y se le enganchó un manguito colocado en la muñeca y el antebrazo, sufriendo una fractura abierta de cúbito y radio en su brazo derecho.

La joven fue trasladada a Coslada (Madrid) para ser operada de urgencia, y mientras su pareja esperaba el resultado de la intervención, recibió una llamada de la empresa. «Le dijeron que ojalá se recuperara y que la culpa del accidente fue de ella», apunta Diego Prádanos Niño, que incide en que la Unidad de Seguridad y Salud Laboral de Palencia considera que hubo falta de información y de formación a la empleada por parte de la empresa. «Cuando le atrapó la máquina el brazo, nadie sabía dónde estaba la parada de emergencia ni supieron qué hacer durante cinco minutos», añade el abogado de la joven, que ha pedido la grabación de las cámaras a la empresa y no se lo han facilitado. Lo que sí ha recibido su cliente es un SMS de la TGSS con fecha de baja de la empresa del 30 de junio, por lo que ha solicitado el despido nulo y que la empresa readmita a la joven, que podría estar entre 12 y 18 meses de baja.