Un afiliado de Burgos detectó las «anomalías» de voto que han hundido a Silvia Clemente

Silvia Clemente y Juan Carlos Guirauta./Eduardo Margareto
Silvia Clemente y Juan Carlos Guirauta. / Eduardo Margareto

Un joven de Ciudadanos Burgos detectó un error en el acta de las Primarias, con 81 votos de más, y luego votos emitidos a horas intempestivas a favor de la expopular

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La denuncia que ha hundido la candidatura de Silvia Clemente, tras dictaminar la Comisión de Garantías y Valores que Francisco Igea es el vecendor de las Primarias en Castilla y León, partió de Burgos. Un joven afiliado de Ciudadanos Burgos fue el primero en detectar lo que, en un principio, parecía un error de recuento en el acta de las Primarias, que se cerraron el pasado sábado dando por vencedora a la expopular, con 35 votos más que la candidatura de Francisco Igea.

Del error inicial se pasó a las anomalías detectadas en la emisión de los votos, con inyecciones de última hora, de madrugada y a favor de Clemente, y de ahí a la denuncia ante la Comisión de Garantías y Valores. Ahora, el órgano de Cs ha revisado los resultados y ha dado por vencedor de las primarias a Francisco Igea, quien será el candidato de Cs a la Junta de Castilla y León.

Gloria Bañeres, portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Burgos y firme defensora de Igea, explica cómo se fraguó el descubrimiento de las irregularidades que hicieron saltar todas las alarmas en Ciudadanos. Ella misma recibió ella misma una llamada el sábado a mediodía, después de haberse conocido los resultados. El afiliado en cuestión, un chico joven, decía que en el acta había un error. Le salía una diferencia de 81 votos entre los emitidos (1.013) y los registrados por los tres candidatos (1.094). Inicialmente, no se le dio importancia, reconoce Bañeres, pues podía deberse a un fallo en el recuento de votos.

Sin embargo, el afiliado no se quedó contento y siguió investigando. En todo momento se han analizado los datos objetivos que recoge la página web de Ciudananos, al servicio de los afiliados, ha recordado la burgalesa. La formación ha utilizado un sistema de voto telemático auditado por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, en el que quedan registrado los votos emitidos, cuándo se han enviado y a qué candidato se apoyaba, ha explicado Gloria Bañeres.

Así, examinando los datos de Ciudadanos se ha detectado que un importante número de votos se emitieron a «altas horas de la madrugada y con una diferencia de minutos». En concreto, entre las dos y las cuatro de la madrugada se habrían emitido 54 votos a favor de Clemente, y otro bloque también elevado justo antes de que se cerrase el proceso de Primarias, a las diez de la mañana del sábado 9 de marzo.

El afiliado detectó algunas de estas «anomalías», ha comentado Bañeres, y se comunicaron a Francisco Igea, quien pidió prudencia e inició un proceso de comprobación. Así, dos jóvenes de Burgos y un grupo de afiliados de Valladolid se pusieron a analizar con detenimiento cada uno de los votos emitidos. Hicieron un cribado y los ordenaron cronológicamente y, ahí, se detectó la anomalía que sostiene la sospecha de pucherazo.

Ciudadanos Burgos se encomienda a la Comisión de Garantías

«Hay que respetar y compartir la decisión y trabajar con el candidato». Así ha respondido Lorenzo Rodríguez, secretario de la Junta Directiva de Ciudadanos Burgos, ante la decisión de la Comisión de Garantías y Valores de proclamar a Francisco Igea vencedor de las Primarias y candidato a la Junta de Castilla y León.

y se depuren responsabilidades si es que las hay a la altura que sea los errores a la contabilidad de votos esto es un partido transparente

Ya lo indicaba antes de conocerse el resultado. «No vivo de especulaciones. Me gustan los hechos». Y, hasta ahora, solo había una denuncia por irregularidades y una investigación abierta, que había desembocado en la paralización de la proclamación de Silvia Clemente como candidata de Cs.

Se han hecho «insinuaciones», afirmaba, pero tienen primero que demostrarse, y Rodríguez evitaba pronunciarse antes de que lo hiciese a la Comisión de Garantías. Es el órgano encargado de aclarar por qué existe un error en la contabilización de los datos y qué ha ocurrido y, sobre ello, tomar decisiones que deberán ser respetadas, ha insistido.

Ahora, con una decisión sobre la mesa, Cs Burgos la acata, respeta y se pone al servicio del candidato Francisco Igea. Y esperan que «se depuren responsabilidades, si es que las hay, a la altura que sea por los errores en la contabilización de los datos». Rodríguez insiste en que Ciudadanos es un partido transparente.

A última hora del 8 de marzo, la candidatura de Francisco Igea iba ganando por 70 votos. Sin embargo, entre las 2 y las 4 de la madrugada se inyectaron 54 votos y, a primera hora del 9 de marzo, llegó otro aporte. En total, esos 81 votos que nadie sabe de dónde han salido, y que ponen en cuestión la vitoria de Silvia Clemente.

Gloria Bañeres explica que, con estos datos en la mano, tuvieron muy claro que «no se podía mirar para otro lado», y se denunció la situación ante la Comisión de Garantías y Valores, que será ahora la que determine qué ha sucedido realmente. La burgalesa insiste en que, en un primero momento, quedaron sorprendidos; luego escandalizado, pues «nos parecía muy obvio», y ahora están indignados.

«Me da asco esta situación»

Si se demuestra que ha habido una manipulación de las Primarias, Bañeres pide que los responsables paguen por ello y que sobre ellos «caiga todo el peso de la ley». «Son unos sinvergüenzas, ha tocado lo más sagrado», ha insitido, «ensuciando al partido y a sus afiliados.Cierto es que todavía no hay nada definitivo, pero de momento el daño ya se ha hecho, asegura la portavoz de Cs en el Ayuntamiento, que anunció el sábado que con Clemente liderando el partido ella lo abandonaba.

Bañeres, de vuelta al partido

Gloria Bañeres anunciaba el sábado que, con la victoria de Silvia Clemente, ella abandonaba el partido. Cuando se presentó la candidatura «a mí no me gustó», pues Clemente representa justo lo contrario de lo que ella ha estado defendiendo en Cs durante todos estos años. Aun así, Igea «nos ilusionó y vimos una posibilidad de reconducir la situación a través de los afiliados».

Después, llegaron los resultados y Clemente se impuso a Igea por 35 votos, así que Bañeres lo tuvo claro. Anunció que, una vez superado el mandato actual, abandonaba el partido. Sin embargo, ahora ya no es necesario. Antes de conocer la resolución de la Comisión de Garantías, insistía en que «mientras esté Clemente ahí, no quiero saber nada».

Igea era su candidato, el que «merecía» ganar y quien representaba lo que ella ha defendido en Cs, así que no será necesario que se vaya del partido. Otra cuestión es cuál será su futuro político, si encabezará, como se ha dicho, la candidtura al Ayuntamiento de Burgos, o lo hará algún otro, como Vicente Marañón, que era afín a la candidtura de Clemente.

«Me da asco esta situación; han jugado con la ilusión y la honestidad de los militantes», y hay que aclararlo cuanto antes pues se nos está desafiliando gente. También hay que saber de dónde ha venido ese aporte extra de voto, pues los rumores apuntan de que vendría de una misma cuenta de IP (de ordenador) y que sería de Burgos, aunque oficialmente nada se sabe. Será el partido quién lo determine.

Para Bañeres, de demostrarse que ha existido pucherazo, el único consuelo que le quedaría sería que «Ciudadanos ha hecho en 15 días lo que el PP no ha sabido hacer en 30 años» con Silvia Clemente. No se puede evitar que haya manzadas podridas en un partido, pero lo importante es detectarla y retirarlas de la cesta, ha afirmado Bañeres, quien se encuentra muy dolida por lo que está ocurriendo.