Ecologistas denuncia las presiones del alcalde de Sobrado para la reapetura de una mina de plomo

Exterior de la mina de plomo de Sobrado. /
Exterior de la mina de plomo de Sobrado.

La organización inicia una recogida de firmas para la paralización de un proyecto que impulsará una empresa china y que «supondrá un riesgo para la salud de la población y la degradación del entorno»

LEONOTICIAS

Ecologistas en Acción no entiende las medidas de presión ejercidas por el alcalde de Sobrado, Constantino Valle, sobre los responsables de la Junta de Castilla y León para que una empresa china pueda explotar a cielo abierto, una antigua mina de plomo en el municipio de Sobrado.

La organización recuerda que el director General de Energía y Minas, Ricardo González Mantero, anunció las "irregularidades administrativas en la transmisión de derechos de explotación y el derecho de concesión minera se encuentra en proceso de caducidad".

De ahí que entienda que no tienen cabida las presiones del alcalde de Sobrado dado que incluso llegó a sugerir que "hay explotaciones que no están en regla y se hace la vista gorda", lo cual constituiría un delito de prevaricación por parte de la Junta de Castilla y León de ser cierta esta afirmación, por lo cual el alcalde, si tiene conocimiento de estas prácticas, debería denunciarlas.

A través de un comunicado, la organización asegura que Constantino Valle ha nombrado un abogado para que se encargue del seguimiento del proyecto, utilizando dinero público municipal al servicio de los intereses de una empresa privada, una multinacional china de dudosas prácticas en cuanto al respeto de los derechos laborales y medioambientales.

El macroproyecto minero chino prevé la ocupación de casi 1.000 hectáreas de monte distribuidas en las secciones denominadas Antonia, Nieves I y Nieves II, para la extracción a cielo abierto de plomo y zinc, y posiblemente plata, hierro, caliza y sílice, afectando a las poblaciones de Sobrado, Requejo y Friera en el municipio de Sobrado.

Según Ecologistas, este municipio, donde mucha gente sigue viviendo de los castaños y de la pesca, verá no sólo dañada la salud de su población por la alta contaminación derivada de la explotación minera, sino la degradación de su entorno, la desaparición de los bosques de encinas y madroños, el vertido de residuos en los ríos Selmo y Sil y, en definitiva, la pérdida de los recursos naturales de la zona.

Por ello, Ecologistas en Acción ha iniciado una petición en la plataforma Change.org que ya ha conseguido reunir más de 8.000 firmas para que la Junta de Castilla y León garantice la total paralización del proyecto de explotación minera en Sobrado.