Las concejalas no adscritas de Villaquilambre piden «la inmediata dimisión» de Lázaro García Bayón

Las concejalas no adscritas de Villaquilambre piden «la inmediata dimisión» de Lázaro García Bayón

«Queda demostrado que el pacto que desalojó a Manuel García no es un pacto contra la corrupción, sino un pacto con el diablo», aseguran

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Las concejalas no adscritas del Ayuntamiento de Villaquilambre, Carmen Pastor y Ana Isabel Sánchez piden «la dimisión inmediata» del concejal Lázaro García Bayón, tras la causa que contra él y otros concejales de su antiguo equipo de Gobierno por prevaricación.

«Nos hemos cansado de denunciar la burda maniobra con la que Lázaro García, después de esquilmar las arcas públicas, convirtiendo el superávit que recibió en una deuda millonaria, hipotecó el futuro del municipio obligándole a terminar la obra de la nueva Casa Consistorial, en plena crisis económica, con un sobrecoste indecente debido a la envolvente climática que se inventó y que, además, también hizo pagar a todos los contribuyentes incluyéndola indebidamente en el Plan E del Gobierno».

Carmen Pastor y Ana Isabel aseguran que «Lázaro García es uno los motivo por el que nunca hubiéramos apoyado la moción de censura contra Manuel García, porque es, sin duda, ir de Guatemala a Guatepeor». Recuerda que Lázaro García «ha ejercido la Alcaldía de Villaquilambre con un estilo netamente caciquil, representando el paradigma del político interesado y manipulador que muestra un absoluto desprecio por la democracia».

Recuerdan las concejalas, «entre sus muchas fechorías»: colocar a amigos en puestos públicos, haber negado el derecho a voz y voto a representantes municipales, haber sido una rémora para el erario público ocupando un puesto de funcionario en el Ayuntamiento de León al que no acudió durante años; de haber acaparado cargos públicos que le han llegado a reportar un rendimiento económico de casi 100.000 euros anuales, bastante más de lo que ha cobrado ningún presidente del Gobierno de España...

«Comprendemos mejor que nadie -dice Carmen Pastor- la ansiedad de Ahora Villaquilambre, el PSOE e IU por echar a Manuel García de la Alcaldía y darse la oportunidad de gobernar en vísperas de unas Elecciones Municipales, pero el fin no justifica los medios. Nuestros planteamientos para abstenernos en la moción de censura, se han visto, si cabe, más reforzados. La historia demuestra que aliarse con el diablo siempre tiene malas consecuencias y cualquier proyecto de renovación política debe hacerse desde la limpieza y la ética». Queda demostrado, añade, «que éste no es un gobierno contra la corrupción

 

Fotos