Leonoticias

Uminsa levanta el ERE e inicia la incorporación de su plantilla tras el «pronto» pago de las ayudas

Explotación de Uminsa en Santa Cruz del Sil.
Explotación de Uminsa en Santa Cruz del Sil.
  • La dirección de la minera traslada su intención de reincorporar desde este marte a los 125 trabajadores inmersos en el expediente de regulación y confía en mantener las ventas a Guardo e Iberdrola

Uminsa levanta el ERE y recobra su plena actividad. La minera propiedad de Victorino Alonso ha trasladado este lunes a los miembros del comité de empresa su intención de levantar el Expediente de Regulación de Empresa en el que llevan inmersos desde mediados de septiembre 125 trabajadores que se reincorporarán a las labores “a partir de este martes”.

La decisión llega después de que la edición del Boletín Oficial de España (BOE) de este sábado recogiese las bases reguladoras de las ayudas para el periodo comprendido entre 2013 y 2018 destinadas a cubrir las pérdidas de la producción de carbón, cumpliendo el compromiso que el ministro Luis de Guindos adquirió con Juan Vicente Herrera.

Así lo señalaron desde la empresa que, según los plazos previstos, confían en que en quince días el Consejo de Ministros de luz verde a la orden que se traduciría en una inyección de liquidez clave para la minera que retomará la venta de carbón paralizada desde el mes de julio tras el compromiso de Endesa –propietaria de la centra del Compostilla- de compra de 18.000 toneladas de carbón al mes.

Precisamente fue el bloqueo de las térmicas el que empujó a la minera a la aplicación de este ERE ante la “imposibilidad de sostener la empresa en términos económicos por la falta de compra de mineral”. Un ERE que afectó a la mina Salgueiro y el lavadero de Alinos en el que la parte social logró el compromiso de contar con 90 trabajadores dentro de los servicios mínimos.

Un «parche» para el sector

Ahora, Uminsa da marcha atrás a esta medida tras los resultados adquiridos en la cumbre minera entre Herrera y De Guindos y levanta el ERE con la intención de mantener vivo la venta de carbón a las centrales de Compostilla y de Guardo.

Una decisión que ha sorprendido positivamente en el seno del comité de empresa que, si bien, entienden que el compromiso del Gobierno “no es más que un parche que no ofrece una solución en firme al sector del carbón y con el que se garanticen el cierre de las empresas a partir del 2019”.