La vieja estación de Renfe reabrirá al público reconvertido en un espacio «necesario para la ciudad»

Antigua estación de Renfe en León. /
Antigua estación de Renfe en León.

Adif sacará un concurso público para elegir una propuesta que deberá responder a sus intereses y los de León, descartándose de lleno el mercado gourmet o la pista de hielo

A. CUBILLAS

León recuperará la viaja estación de Renfe. Y lo hará una vez que finalicen las obras de integración del AVE, previsto para finales del 2018, y reconvertido en un espacio “necesario y que dará respuesta a los intereses de la ciudad”.

Un uso que se decidirá a través del correspondiente concurso público que sacará Adif, propietario de la estación, al que la ciudad aportará sus ideas después de que se desecharán algunas propuestas, como la creación de una pista de hielo permanente o en un mercado gourmet con gastrobares.

Una propuesta que, en cualquier caso, deberá ser coincidente con los intereses de Adif y León. “Ahora mismo se está abierto a cualquier propuesta siempre conforme a las necesidades tanto de la propiedad como de la ciudad”, señaló Silván, que mostró el agradecimiento al ministro de Fomento por mostrarse abierto a cualquier petición del gobierno municipal.

Precisamente, Iñigo de la Serna aseguró durante su visita del pasado jueves a la capital, que está previsto la constitución de un grupo de trabajo entre los responsables de Adif y el Ayuntamiento para que se determine el uso de la antigua estación una vez que se culmine la obra de integración, que contempla la restauración de la histórica marquesina que exigirá su retirada completa.

La oposición, en shock

Una visita a la que le ministró llegó “con la mochila cargada de esperadas noticias para León”, como la fecha de inicio –mes de julio- y de finalización –finales del 2018- de la integración del AVE a su capital, tras numerosos problemas técnicos que se han solventado “en silencio”.

De ahí que el alcalde no oculté un sentimiento de satisfacción, compartido, a su juicio, por el resto de los leoneses aunque no por la oposición. “Es normal que esos agoreros que decían que la obra era una filfa estén ahora en shock”.

Contenido Patrocinado

Fotos