León alza la voz por una EBAU única y exige al futuro Gobierno poner fin a los privilegios y coser el país desde la Educación

Protesta de los estudiantes leoneses este sábado en la plaza de Botines. / A. C.

León acoge la primera concentración contra los agravios que sufren con otras comunidades al asumir una prueba «injusta, desproporcionada y desequilibrada» y exigir unir España desde la Educación y evitar que Castilla y León se vea obligada a bajar su nivel educativo

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Nunca unas pruebas de la EBAU –antigua Selectividad- habían estado tan marcadas por la polémica que genera el agravio comparativo entre comunidades autónomas. Un debate que abandera Castilla y León que, si bien, genera reticencias en otros rincones de España. Y por ello, la Junta acordó este curso adecuar los exámenes de la prueba a comunidades con nivel inferior.

Noticias relacionadas

Sin embargo, no es suficiente. Ni para el Gobierno autonómico ni para los estudiantes. Por ello, un grupo de alumnos leoneses han dado este sábado un paso al frente y han salido a la calle para reivindicar igualdad en las pruebas de acceso a la Universidad.

Un acto que ha tenido lugar en la tarde de este sábado en la plaza de Botines y que, a diferencia de la concentración vivida en Valladolid en 2018, no ha sido significativo por el número de participantes pero sí por el mensaje que han trasladado estos alumnos que, en su mayoría, se enfrentarán a la EBAU el próximo curso.

Allí y bajo la proclama 'Mismas oportunidades para tod@s', han protestado contra la que consideran una prueba «injusta, desproporcionada y desequilibrada» en Castilla y León lo que se traduce en un clara desventaja de sus alumnos frente al resto de España.

En este sentido, han advertido que «no es aceptable» que la Universidad de León y del conjunto de la comunidad se vean obligadas que bajar su nivel «porque gente sin conocimientos, pero si con privilegios, tenga la oportunidad de acceder a ellas antes que nosotros». Porque, según han recordado, es un privilegio elegir un destino sin contar con el mérito que se les exige a otros o contar con más facilidades para obtener becas.

Mensaje al futuro Gobierno

Durante la lectura de un manifestó, los estudiantes leoneses han recordado que, según informe PISA, Castilla y León está 24 puntos por encima de la media europea y 50 por delante de Andalucía o Canarias. Por ello, entiende la situación de una «completa sinrazón».

«Escudarse en que la educación en Andalucía se desarrolló de una forma más tardía y más lenta es un argumento que no nos sirve. Queremos que la educación mejore no bajando la calidad de la nuestra si no con la equiparación de una excelencia educativa para todos», señalaron durante la lectura del manifiesto.

Porque en tiempos en los que se habla mucho de la unidad de España, la unificación de la Educación se releja a un segundo plano, cuando «es su unificación podría convertir a España en uno de los países más al alza en cuanto a calidad educativa».

Por todo ello, instaron al futuro Gobierno de España que respete los derechos de los estudiantes de León y valore que su única reclamación es tener las mismas posibilidades que sus compañeros de otros rincones de España, para competir en igualdad por un puesto de trabajo. «No somos ministros de educación somos estudiantes quejándonos de una injusticia y exigiendo que estos hagan bien su trabajo».

Un acto que contó con el apoyo de partidos como Podemos y en el que los estudiantes lamentaron la oposición de algunas comunidades a crear una prueba única. «Estamos en un mundo donde hay que competir y elegir nuestro destinos todos bajos las misas oportunidades», señaló Marcos Díaz, un estudiantes de primero de bachillerato que remarcó el agravio que sufren con los estudiantes de las comunidades del sur de España y puso de ejemplo de las alarmantes diferencias en los estándares de los exámenes de Historia.