Las Cortes instan a la Junta a cumplir con la reducción de las tasas universitarias hasta la media nacional el próximo curso

Pleno en las Cortes./Chacón
Pleno en las Cortes. / Chacón

La oposición tacha el acuerdo de «importante» y recuerda al Ejecutivo la necesidad de favorecer a igualdad de oportunidades de los ciudadanos

ICAL

El Pleno de las Cortes instó este miércoles por unanimidad a la Junta a garantizar que el próximo curso académico 2019-2020 las tasas universitarias de las universidades públicas de Castilla y León se equiparará a la media nacional, dando así cumplimiento al compromiso expresado por el consejero de Educación, Fernando Rey, y a incrementar la financiación de las universidades públicas para que la reducción de los precios no repercuta negativamente en sus presupuestos. El Grupo Parlamentario Popular incluyó una enmienda en la que apostillaba que estas tasas se situarían en la media española en los casos de las enseñanzas oficiales de grado y en primera matrícula.

Así se trasladó tras una Proposición No de Ley (PNL) presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, que pidió al consejero que ratifique su compromiso de que en dos años las tasas universitarias se situarán en la media nacional. El procurador socialista Fernando Pablos repasó algunos de los precios de las matrículas de diferentes estudios en Castilla y León, donde se registran costes muy superiores a los de otras comunidades en esas mismas especialidades, por lo que confió en la ratificación de ese compromiso y que «todos estemos a la altura». Tras el acuerdo alcanzado, el procurador socialista Fernando Pablos reconoció que se trata de un acuerdo «importante» y que es «sensato, justo y que ayuda a la equidad».

Por parte del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Belén Rosado compartió la preocupación por el elevado coste de las tasas, e instó a abrir un debate sobre la financiación de las universidades porque cada vez hay menor número de alumnos además de que existen 17 modelos de universidades diferentes. Los responsables de la formación naranja pidieron además que «nadie en Castilla y León se quede sin estudiar por no tener recursos económicos».

Desde Podemos, la procuradora Lorena González, recordó que la formación morada ya defendió la necesidad de reducir las tasas, algo que para ellos constituye «una prioridad» para que los estudiantes puedan acceder a los estudios superiores. Después de años con las tasas «más caras» en Castilla y León, el consejero anunció una «mísera rebaja» que es un esfuerzo económico «ínfimo» respeto a lo que necesitarían las familias. También, desde Ciudadanos se pidió igualdad de oportunidades porque «una administración que se precie debe garantizar la igualdad de oportunidades y el consejero debe cumplir sus compromisos», finalizó.

El Grupo Parlamentario Popular recordó que este curso ya se han bajado las tasas en un cinco por ciento, además de que es «firme» el compromiso de equipararlos a la media española en primera matrícula y estudios de grado, lo que supone una aportación de seis millones de euros para compensar la bajada. El procurador Jesús Alonso recordó que Castilla y León recibe a 3.300 universitarios, mientras que de la Comunidad se van 2.300 que en su mayoría van a Cataluña y Madrid, que tienen las tasas más altas, con lo que «las tasas no es una causa tangencial de que los alumnos se vayan de Castilla y León».

 

Fotos