El «buen rollo» entre Rajoy Zapatero: «Cada vez te veo más en el centro»

Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, a su entrada al Aula Magna de San Isidoro. /Campillo
Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, a su entrada al Aula Magna de San Isidoro. / Campillo

Los dos expresidentes desmitifican la política y remarcan la importancia de que en política los rivales tengan capacidad de diálogo y confianza «porque de romperse, se acaba el país»

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

La sintonía, al empatía y el «buen rollo» han marcado el coloquio que han protagonizado este jueves los expresidentes del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en el marco de los 40 años de la Universidad de León.

Algo que no ha dejado indiferente a los asistentes y que, según reconoció entre risas Rajoy, es fruto de los años que les han permitido «conocernos mejor». Sin embargo, ambos han confesado que esta relación ha sido una tónica habitual durante su etapa política.

«Siempre nos hemos llevado bien, la empatía estaba ahí y el buen rollo también», confesó Zapatero, que si bien reconoció que cuando uno se disputa la Presidencia del Gobierno «es otra historia».

Zapatero a Rajoy: «Cada vez te veo más en el centro»

Fue tal la sintonía entre ambos expresidentes que incluso Rodríguez Zapatero confesó a Mariano Rajoy que cuánto más le escucha «más te veo en el centro». Una confesión que respondió apelando al sentido del humor. «Algo estoy haciendo mal», apuntó Rajoy.

Y para muestra, una anécdota. Rodríguez Zapatero recordó el primer debate electoral que protagonizaron en 2008 en un plató televisión. Eran «inimaginable» el despliegue mediático que había, sin embargo, ya en bambalinas los dos 'rivales' ya protagonizaron un 'cara a cara'.

Fue en un pasillo estrecho. «Era surrealista y ridículo, los dos pegados esperando en un pasillo. En ese momento Mariano me dijo, fíjate tú y yo ahora aquí, tú y yo que nos llevamos bien y ahora tenemos que salir a atizarnos para que todo el mundo nos vea», recordó Zapatero, que quiso desmitificar la política.

Una capacidad de diálogo y confianza que también manifestaron en su día Felipe González y José María Aznar y que, según apuntó Zapatero, deben tener los «líderes de ahora», tal y como ellos sellaron en conversaciones privadas de temas sensibles «que nunca se desvelaron públicamente».

«En el momento que se rompa esa confianza, se acabó el país y eso va en mérito de la democracia», remarcó Zapatero, que trasladó la necesidad de que gobierne quien gobierne el estado democrático «es una fortaleza que debe imponerse».

Precisamente, Mariano Rajoy agradeció la unidad que demostró el PSOE y Ciudadanos con el PP para defender la unidad del país, lo que significó de laguna forma «reeditar el texto democrático», recordando a los políticos del futuro que «por mayoría se puede cambiar el IRPF o subir el IVA pero no cuestiones que afectan a las reglas del juego y a la mayoría de la sociedad, con independencia si son de derecha o de izquierda».