El campus de Vegazana acogerá las primeras pruebas mundicales de coches interconectados sin conductor a finales de año

Presentación del circuito experimental que se desplegará en el campus de Vegazana. / S. Santos

Las primeras pruebas se desarrollarán con Lexus híbridos a los que incorporarán el software que conectará a los vehículos a un centro de control | Auvsi ultima la búsqueda de financiación para balizar el circuito de cinco kilómetros

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

León teje la revolución de la movilidad, hoy casi imposible de imaginar y, sin embargo, es un futuro que poco a poco se hace presente.

Lo hace de la mano de Auvsi España -la asociación internacional para vehículos no tripulados-, que convertirá a León en la primera ciudad europea que desplegará un circuito experimental de coches autónomos y conectados.

Un concepto «novedoso y diferenciador» en la era de la nueva conducción, según señaló Ángel Alonso, presidente de Auvsi España, donde los vehículos estarán conectado a un centro de control así como a los vehículos que estén a su alrededor.

Es más, puntualizó Alonso, en la actualidad es erróneo hablar de vehículo conectado, siendo lo correcto hablar de conductor conectado. «Lo que existe es una conexión a Internet que permita al conductor obtener información para tomar decisiones», señaló Alonso, que aseguró que en Estados Unidos existen proyectos de conducción conectado pero de forma marginal siendo «sustancial» para el proyecto de León.

Una tecnología que permitirá no solo reducir la contaminación y los accidentes, a lo que ahora contribuyen los vehículos eléctricos y autónomos, respectivamente, sino que además aportará una tercera ventaja: la reducción de la congestión a través de una conducción eficiente que permitirá organizar las rutas de todos los vehículos que estén en marcha.

Ventajas

-Seguridad. El vehículo recibirá información del centro de control sobre posibles incidentes que pueda encontrar en ruta así como de los vehículos tanto terrestres como aéreos que estén a su alrededor. De esta forma, el vehículo tendrá la suficiente información para tomar decisiones gracias a su inteligencia embarcada.

-Transparencia. El centro de control va a saber en todo momento dónde están todos los vehículos, que no los pasajeros que serán trasparentes para el sistema, que le interesa únicamente tener controlado el tráfico. Ello generará confianza social, un pilar clave para que la ciudadanía se sienta cómoda y segura.

-Eficiencia. El centro de control va a conocer el destino y el origen de todos los vehículos, pudiendo organizar las rutas para ser más eficientes, incluso reduciendo la velocidad lo que incrementará aún más la seguridad.

«Un modelo que se conseguirán a través de la implantación de una red de geobalizas terrestres dedicada tanto a comunicacion como para posicionamiento, lo que permitirá el triple uso: civil, policial y militar», señaló Alonso, que aseguró de que León «no va a desaprovechar la oportunidad de ser pionero en conducción conectada. Todo está cogido por los cuernos y no lo vamos a soltar».

Finales de año

Una nueva forma de entender la movilidad que se testeará en León en un circuito de cinco kilómetros que se desplegará en el campus de Vegazana de la mano de Drotium, empresa vinculada a la Universidad de León y que nació bajo el amparo de Auvsi.

El objetivo, empezar las pruebas a finales de año. Para ello, en la actualidad se está buscando financiación para balizar el circuito. «Ya están diseñadas y solo falta la financiación, un aspecto que está bastante avanzado», puntualizó Alonso.

Pruebas que se llevarán a cabo con coches convencionales, previsiblemente con un Lexus híbrido que trasladarían de Estados Unidos y al que incorporarían el software que permitirá tener conectado el vehículo al centro de control de Drotium.

Un proyecto ambicioso, puntero y pionero a nivel mundial que este jueves se ha presentado en la Universidad y que será protagonista de la convención internacional de Auvsi en Chicago a primeros del mes de mayo y que permitirá poner a León en el mapa de la conducción autónoma mundial.

Un proyecto que surge del convenio firmado con el Ayuntamiento de León, que quiso remarcar la importancia de que León se posicione en primera línea en el cambio del sistema de movilidad que se está produciendo en el mundo.

«Gracias a la Universidad hoy podemos presumir de que León va a estar a la vanguardia de lo que significa el transporte no tripulado tanto terrestre como aéreo», señaló el alcalde Antonio Silván, que se mostró confiando en la trascendencia que tendrá a nivel empresarial e industrial el proyecto.

Claves de éxito

Durante la exposición en la Universidad de León, Efrén Alonso, director de Drotium, desgranó las claves para entender la revolución de la Nueva Era del Transporte y, por ende, de la necesidad y el éxito de la conducción autónoma e interconectada.

Así por ejemplo, señaló que la contaminación causa al año más de 30.000 muertes, de las que 4.000 están relacionadas directamente con el tráfico.

En cuanto a la siniestralidad, cada año 1.800 personas mueren en España en accidente de tráfico, aunque son más de 100.000 los accidentes con víctimas, en los que el 95% son ocasionados por un error humano. Además, los españoles pierden 18 horas anuales de media en atascos de tráfico.

Tres factores que suponen un importante dispendio económico y que, según señaló Alonso, la tecnología permite solucionar.