El pésimo estado de la red ferroviaria en Extremadura causa un nuevo caos que afectó a más de 150 pasajeros

Pasajeros a oscuras en el interior del tren averiado en Navalmoral de la Mata (Cáceres). / Foto: R.C. /Vídeo: ATLAS

Los viajeros, que detenidos dos horas y media a unos kilómetros de Navalmoral (Cáceres), denuncia que «hemos estado a cuatro grados, en mitad de la nada y sin luz»

ÁNGELA MURILLOBadajoz

El pésimo estado de las conexiones ferroviarias en Extremadura causó un nuevo caos que afectó a centenar y medio de viajeros. Sin luz, sin calefacción y encerrados en un tren parado en mitad del campo. Así terminaron el primer día del año 163 pasajeros del media distancia que partió de Badajoz a las 17.18 horas con destino a Madrid. Los afectados llegaron a sus destinos de madrugada y con cuatro horas de retraso, tras quedar detenidos durante dos horas y media en plena oscuridad a tres kilómetros de Navalmoral de la Mata. Antes habían estado parados otra hora.

Los viajeros que emprendieron su periplo en la capital pacense ya habían sufrido una avería anterior en Mérida, donde tuvieron que cambiarse a otro convoy de reserva. Esto hizo que llegaran a Cáceres con una hora de retraso. A las 22:30 horas, ese segundo tren sufría otra avería mecánica en la propia estación de Navalmoral, donde estuvo detenido en torno a una hora.

Los pasajeros relataron a través de las redes sociales los tensos momentos vividos. «Hemos estado montados a oscuras en la estación casi una hora mientras el maquinista intentaba encender el tren. Lo ha conseguido, pero en la salida de Navalmoral ha ido perdiendo velocidad hasta quedar parado en mitad de la nada, a unos dos kilómetros de la estación. Y aquí estamos, a oscuras y parados, pasando mucho frío, con niños llorando y dos coches de la Guardia Civil marcando nuestra posición», relataba uno de los pasajeros. «Hemos estado a cuatro grados, en mitad de la nada y sin luz», aseguró otra de las afectadas, que criticó además que no se les ofreciese información.

Reacciones políticas

Las reacciones políticas a este nuevo capítulo de incidentes en las conexiones ferroviarias de Extremadura no se hicieron esperar. «Ante los acontecimientos de esta noche en los trenes extremeños exijo al Gobierno respuestas, explicaciones y acciones concretas», escribió en Twitter el presidente autonómico Guillermo Fernández Vara. La consejera Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio Begoña García Bernal le pidió a Renfe que suspenda temporalmente el servicio si no puede garantizar la seguridad de los usuarios.

La compañía ferroviaria ha abierto una investigación para conocer las causas concretas de la avería en Navalmoral y adoptar las medidas necesarias para que no vuelva a producirse una situación como la sufrida por los viajeros del media distancia Badajoz-Madrid.

Renfe tambien anunció que todos los trenes entre Madrid y Extremadura, y no sólo los más sensibles, contarán con acompañamiento de un mecánico. Además, a través de una nota de prensa informó de que se revisarán los protocolos de actuación para minimizar el impacto de las incidencias en el confort de los viajeros. La empresa pidió disculpas a los viajeros afectados y a los extremeños en general, y destacó su voluntad de mejorar el servicio y las prestaciones para evitar que este tipo de incidencias vuelva a ocurrir.

'Milana Bonita' promoverá una demanda colectiva contra Renfe y Adif

La plataforma ciudadana «Milana Bonita» promoverá una demanda colectiva contra Renfe y Adif por los últimos incidentes ocurridos en el servicio ferroviario extremeño, con la que pretenden exigir responsabilidades «porque las disculpas, los encuentros políticos y las fotos ya no sirven».

En declaraciones a los periodistas, el portavoz del colectivo, Juan Carlos López, ha explicado que esta mañana han comenzado los contactos necesarios con una veintena de los afectados anoche «por las averías continuas del tren que hacía el recorrido entre Badajoz y Madrid», para interponer dicha demanda colectiva.

López ha subrayado que el 1 de enero «ha sido de nuevo el inicio de un año negro» para las comunicaciones ferroviarias extremeñas y castellanomanchegas con trenes averiados, viajeros trasladados en autobús a Plasencia, a Llerena y con retrasos continuos.

A juicio de Milana Bonita las «promesas de Renfe y Adif, las disculpas, los encuentros políticos y las fotos no sirven cuando más de 180 personas se quedan durante horas a merced de los elementos, sin servicios y sin información».

«Pedimos responsabilidades. No nos valen disculpas ni lágrimas de cocodrilo, ni ceses de mandos intermedios, ni promesas de que en 2019 entra en servicio la nueva línea», ha apuntado.

Por último, López ha exigido al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, «que tan bien conoce los trenes extremeños por haber viajado una vez en uno de ellos, que tome cartas en el asunto de verdad».

 

Fotos