El héroe volador logra cruzar el Canal de la Mancha

Imagen del vuelo. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

El francés Frank Zapata recorre sobre su dron los 35 kilómetros que separan Francia de Reino Unido tras intentarlo hace una semana

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

 Francia ha vuelto a desembarcar en Inglaterra a través de un medio aéreo. En 1909 lo hizo el galo Louis Blériot con un avión. Este domingo, otro francés, Frank Zapata, consiguió sobrevolar los 35 kilómetros del Canal de la Mancha con la tecnología que está llamada a revolucionar a la sociedad, las empresas y hasta los ejércitos en pleno siglo XXI: el dron.

En 20 minutos, Zapata consiguió una gesta que bien podría atemorizar a los más acérrimos defensores del 'brexit': el desembarco de una persona sobre una pequeña plataforma unipersonal propulsada con queroseno sin necesidad de grandes infraestructuras. Lo hizo entre las localidades costeras de Calais y Dover en el 'Flyboard Air', el artilugio con el que Zapata se convirtió en el protagonista del desfile militar de la fiesta nacional francesa el 14 de julio. El deportista causó entonces las delicias de los franceses cuando sobrevoló los Campos Elíseos con su dron cargando un fusil. Centró todas las miradas, incluidas la del presidente de la República, Enmanuel Macron, delante del que aterrizó su invento.

Imágenes de Frank Zapata de hoy. / Afp / Efe

La gesta que este domingo logró Zapata hubiera sido perfecta si la hubiera realizado el pasado 25 de julio cuando se conmemoraban los 110 años del primer vuelo entre ambas orillas del Canal de la Mancha por parte del empresario galo Blériot.

El 'hombre volador' lo intentó ese día, hace apenas dos semanas, pero no lo logró. Las olas sacudieron la plataforma desde la que debía recibir una manguera para repostar combustible en mitad del mar. N sufrió daños, pero tampoco consiguió atravesar el paso marítimo entre ambos países.

Repostar en el mar

Varios días después de mejorar el sistema del aparato, y casi sin descansar -tal y como confesaba este domingo-, Franky Zapata sobrevoló el mar a apenas 15 metros del nivel del agua. Necesitó, eso sí, el apoyo de una plataforma en mitad del camino para repostar. Porque el dron le permite volar de pie a una velocidad de hasta 190 kilómetros por hora con una autonomía de 10 minutos para lo que necesita 70 litros de combustible. Superada la operación de recarga, siguió su trayecto hasta aterrizar en Reino Unido.

Ahora, el 'hombre pájaro' quiere descansar. «Necesito unas vacaciones», reconoció tras lograr su gesta. Pero el camino que tiene por delante resulta más que atractivo. Porque el Ejército francés tiene puestas sus esperanzas en el invento diseñado por esta deportista de alto nivel y antiguo campeón mundial y de Europa de 'jet-ski' (moto acuática). Las Fuerzas Armadas galas -y posiblemente las de medio mundo- quieren servirse de este dron para facilitar el movimiento de sus fuerzas especiales en zonas urbanas, tal y como le han hecho saber al propio Zapata.

Tras centrar todas las miradas entre Francia y Reino Unido, el 'Flyboadr Air' está llamado a ser, con las correspondientes mejoras técnicas y de seguridad, en uno de los artilugios indispensables en el campo de combate en plena etapa de las nuevas tecnologías.

Más información