Un brote de gastroenteritis deja 100 afectados en un hotel de Benicàssim

Dos de las personas perjudicadas permanecen ingresadas en el Hospital General de Castellón

EFECastellón

La Conselleria de Sanidad investiga un brote de gastroenteritis detectado este martes en el Hotel Orange de Benicàssim que podría afectar al menos a un centenar de personas, aunque todavía no puede determinarse el alcance porque no ha concluido la investigación epidemiológica.

Así lo han confirmado a EFE fuentes de Sanidad, que indican que el cuadro clínico que presentan los afectados es el de «gastroenteritis afebril».

Dos de las personas perjudicadas permanecen ingresadas en el Hospital General de Castellón, según las mismas fuentes.

La Conselleria ha afirmado que se está realizando una investigación epidemiológica y analizando muestras para determinar el origen de la toxiinfección alimentaria.

Durante la mañana del martes los servicios de Higiene Alimentaria y Epidemiología se desplazaron al hotel para iniciar el estudio epidemiológico y realizar la inspección de lugares de manipulación de alimentos y dar las recomendaciones específicas en relación con el servicio de alimentos.

Además, el personal de epidemiología hizo entrega al equipo de profesionales del establecimiento hotelero de unas normas escritas para prevención de la transmisión de gastroenteritis por vía personal y ambiental.

Desde el hotel, que funciona «con total normalidad», han informado que tras las visitas y activación de protocolo de Sanidad «no hay evidencias que determinen intoxicación alimentaria ni similar» y todo apunta a que puede ser un agente vírico 'Norovirus', conocido popularmente como 'mal de crucero', que se transmite por contacto personal y remite en 48 horas.

Las mismas fuentes han indicado que no tienen constancia de más afectados en el interior de las instalaciones, que puso a disposición de los huéspedes medidas de prevención y asistencia médica «desde el primer momento».

Dos de las personas perjudicadas permanecen ingresadas en el Hospital General de Castellón, según las mismas fuentes. La Conselleria ha afirmado que se está realizando una investigación epidemiológica y analizando muestras para determinar el origen de la toxiinfección alimentaria.

Durante la mañana del martes los servicios de Higiene Alimentaria y Epidemiología se desplazaron al hotel para iniciar el estudio epidemiológico y realizar la inspección de lugares de manipulación de alimentos y dar las recomendaciones específicas en relación con el servicio de alimentos.

Además, el personal de epidemiología hizo entrega al equipo de profesionales del establecimiento hotelero de unas normas escritas para prevención de la transmisión de gastroenteritis por vía personal y ambiental.

Contenido Patrocinado

Fotos