Medio Rural defiende una inversión de al menos 18.000 euros en cada pueblo del valle del Oza

El concejal de Medio Rural, Iván Alonsto./
El concejal de Medio Rural, Iván Alonsto.

La Concejalía ve absurdo que Adesvo diga que el proyecto de la Tebaida Berciana pretenda sustituir la denominación de valle del Oza

ELBIERZONOTICIAS Ponferrada

La Concejalía de Medio Rural del Ayuntamiento de Ponferrada ha salido este lunes al paso de las «falsas acusaciones» vertidas por la asociación Adesvo contra este área municipal y particularmente contra su titular, Iván Alonso. Asegura que la página web de dicha asociación está absolutamente inoperativa desde hace más de un año y en ella no se precisa quién la compone ni quien es la persona o personas responsables de la misma. «Esconderse en el anonimato no es la mejor forma de luchar por el desarrollo de un pueblo o de una zona, máxime cuando en realidad estamos ante una asociación que solo existe de forma nominal y que prácticamente no representa a nadie, porque todos sus miembros han ido desvinculándose paulatinamente de ella, precisamente por su, hasta la fecha, nula capacidad de interlocución», señala en una nota.

Desde la Concejalía consideran «de muy mal gusto» que, para pedir más obras y soluciones en el valle del Oza, la mencionada asociación se limite a criticar las inversiones realizadas en algunos de sus pueblos como Montes y Peñalba, «máxime teniendo en cuenta que las inversiones en la urbanización de Montes son de extrema necesidad, por cuanto Montes era el único pueblo del Oza que estaba sin urbanizar», apunta el edil, Iván Alonsom, que defiende que las inversiones acometidas por esta Concejalía en el valle del Oza ascienden a unos 18.000 euros por cada pueblo y adelanta que se van a hormigonar, en el plazo de un mes, los callejos de Valdefrancos, con una inversión de 12.000 euros, así como los callejos de San Cristóbal, donde también se construirá un nuevo sondeo de agua, con una inversión de 30.000 euros.

También se va a reparar una zona inundable en San Esteban, con una inversión de 5.000 euros que hay que sumar a la de 35.000 euros que recientemente se hizo gracias al empeño personal de Medio Rural para evitar las inundaciones causadas por la crecida del río Oza. A ello se unirán los trabajos de limpieza, desbroce y arreglo de caminos en lugares sensibles como San Clemente, donde también se acondicionó la Casa del Pueblo, tras una inversión de 14.000 euros en material y trabajo de la brigada de Medio Rural.También hay que destacar el arreglo que se está llevando a cabo de la traída de agua de Villanueva de Valdueza, que cuenta con una aportación financiera del Consejo Comarcal.

«Es seguro que estos pueblos necesitan todavía muchas más inversiones, sin duda, pero también es preciso recordar que el proyecto de presupuestos municipales que fue rechazado por la oposición contemplaba una inversión para nuestros pueblos de más de un millón de euros y que precisamente fue rechazado por algunos de los que ahora se quejan precisamente de la falta de esas inversiones», remarcó Alonso que tiene claro que «aquel voto irresponsable contra el Presupuesto ha supuesto un enorme mazazo para la mejora de la calidad de vida de muchos de nuestros pueblos».

Sin embargo, Medio Rural entiende que «de ningún modo es admisible» que se acuse a esta Concejalía de hacer obras «sin informar ni consensuar estas actuaciones con las juntas vecinales», tal y como denunció Adesvo. «Esa es una imputación radicalmente falsa, porque el área de Medio Rural y su concejal Iván Alonso mantienen una comunicación directa y casi diaria con todos los presidentes de las Juntas Vecinales, como ellos mismos podrán constatar», subrayan.

Aseguran que también es falso que Iván Alonso se haya atribuido la autoría o el mérito de obras acometidas por la Diputación, el Consejo Comarcal o el Hospital de la Reina y mucho menos intentar sacar rédito político alguno de dichas actuaciones. «Esa es una acusación realizada en su día por el anterior concejal de Medio Rural, cuya gestión conocen de sobra todos los vecinos del valle y ojalá no la olviden nunca para que no se vuelva a repetir», indica. «Esta Concejalía nunca se ha atribuido ni reclamado ni intentado sacar rédito político de ninguna obra, al contrario, siempre ha felicitado y agradecido a otras instituciones, Diputación, Consejo, Junta y Hospital de la Reina, cualquier obra o iniciativa destinada a mejorar las condiciones de vida del valle del Oza», recalca.

Críticas por el «rechazo frontal» al proyecto

Desde la Concejalía de Medior Rural consideran que lo que más retrata a los responsables del comunicado anónimo de esa asociación fantasma que es Adesvo, es «el rechazo frontal que muestran contra el proyecto de la Tebaida Berciana al que tildan de «proyecto personalista» para rebautizar la zona del valle del Oza como Tebaida Berciana».

Entiende que «en esta acusación se aprecia la mala intención de los denunciantes anónimos porque nadie quiere rebautizar nada». Desde la Concejalía defienden que «el valle del Oza siempre será el valle del Oza» y que el término Tebaida, atribuida a esta zona de El Bierzo, «es una denominación que alude a numerosos elementos: geográficos, monumentales, paisajísticos, antropológicos, históricos y culturales, entre otros, e incluye el Valle del Oza, sin que éste pierda por ello ningún tipo de singularidad o características propias. Esa denominación de Tebaida no es un invento del concejal de Cultura, sino que data del año 1762 y su autoría corresponde al Padre Flórez, en el Tomo XVI de su obra España Sagrada». Recuerda que con posterioridad en el año 1969 la Tebaida berciana fuer reconocida como Bien de Interés Cultural en la categoría de Paisaje Pintoresco con el nombre de Tebaida Leonesa y que actualmente, la calificación de Paisaje Pintoresco no existe, por lo que dicho Bien de Interés Cultural, BIC, «debe ser actualizado y paralelamente ampliado a otras zonas, como los compludos y el propio Valle del Oza, que siempre pertenecieron a ese entorno, como reiteradamente lo demuestran los trabajos científicos de autoridades de la propia zona, como José Diego Rodríguez Cubero, entre otros, cuya lectura es muy recomendable para los miembros de Adesvo que rechazan y desprestigian dicha denominación, que hace referencia al origen del monacato en el Occidente europeo y, por ello, es una de los enclaves culturales, históricos y paisajísticos más importantes del mundo». Entienden que «criticar que políticos, científicos e instituciones, promocionen el valor y el conocimiento de ese enclave es insensato y poco favor le hace a esos pueblos tan necesitados de ser conocidos y reconocidos».