Toro, parada obligada en la vega del Duero

Fachada principal de la Colegiata de Toro. /Efe
Fachada principal de la Colegiata de Toro. / Efe

La localidad zamorana exhibe un casco histórico en el que reina la piedra y una colegiata insigne

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Es Toro un lugar que acoge y sorprende al caminante despistado. Al entrar en la vega del Duero se encuentra con una localidad con historia que amplifica su encanto al adentrarse por sus calles enseña un casco antiguo con piedra que deslumbra y atrae al visitante en un lugar de España que fue centro de influencia durante los siglos XI y XII.

No obstante, es la colegiata de de Santa María la Mayor la construcción más llamativa para el turista. Fruto del románico tardío y ejemplo de la arquitectura que se desarrolló en en lo que fuera el Reino de León, su cimborrio llama la atención y es siempre destacada entre las guías de arte en la península ibérica. En tal insigne escenario, la policromía y las estatuas del recinto sacro lucen en mayor medida y el curioso puede encontrarse con una de las relativamente escasas representaciones de una virgen embarazada.

Colegiata de Santa María la Mayor.
Colegiata de Santa María la Mayor. / Archivo

Quien desea más piedra y rotundidad puede caminar por la localidad y su entrañable centro, donde puede observar la Torre del Reloj, el edificio más alto del lugar. Callejeando, descubrirá una Plaza Mayor preparada para la vida animada y una suerte de restaurantes y tiendas para proveerse de sus clásicos dulces y de sus vinos con Denominación de Origen propia.

Para los mejores vistas y otra construcción reseñable, los visitantes deberán acudir al edificio bautizado como 'alcázar' aunque se trata de un castillo que pasó por tantos azares que llegó a ser prisión de las tropas napoleónicas durante la conquista francesa. El antiguo puente que salva el río Duero también ayuda a ennoblecer la historia de la localidad zamorana.

Antes de las tropas de los Bonaparte, pasaron por Toro los árabes, los visigodos y los cristianos por una localidad. Hoy, sigue sirviendo como punto de reunión para quien quiere acercarse desde Zamora (a 33 kilómetros), Tordesillas (36 km), Valladolid (62 km), Salamanca (72 km) o incluso a Portugal (Miranda do Douro. está a unos 94 km)

Contenido Patrocinado

Fotos