Primavera en Japón, el país se tiñe de rosa con la floración del 'sakura'

Primavera en Japón, el país se tiñe de rosa con la floración del 'sakura'

Los colores que regalan los cerezos hacen de la nación nipona uno de los destinos turísticos preferidos por los viajeros de todo el mundo

ÁLVARO ROMERO

Japón es uno de los destinos preferidos por los turistas, en la última década las visitas a este país han ido creciendo de manera significativa y cada vez son más los viajeros españoles que tienen en mente hacerlo. Sobran razones para ello, pues mezcla espectaculares metrópolis con pueblecitos tradicionales, naturaleza de ensueño y una exquisita gastronomía. Pero, si hay alguna estación perfecta para hacerlo esa es la primavera, cuando alcanza la mayor belleza.

La primavera es la estación más famosa de Japón, cuando se desarrolla el conocido 'sakura', la floración del cerezo que tiñe ciudades y paisajes de color rosado. Los turistas que quieran vivirlo de cerca ya pueden viajar hasta allí para disfrutar de una de las tradiciones más destacadas del país, el 'hanami', la observación de las flores del cerezo.

Las mejores zonas para ver los cerezos

Desde finales de marzo hasta principios de mayo se podrá disfrutar de la floración japonesa, la Oficina Nacional de Turismo de Japón propone visitar seis lugares únicos y poco masificados entre los visitantes:

Kawazu, conocido por ser el primer lugar de Japón donde florece el 'sakura'. A dos horas y cuarenta minutos en tren desde Tokio, en esta localidad situada en la península de Izu hay cerca de 8.000 cerezos que contribuyen a formar preciosas alfombras de flores. Además, se caracterizan por sus grandes pétalos y el color rosa brillante. Se prevé que este año más de un millón de turistas japoneses y extranjeros disfruten del «hanami» en esta localidad.

El puente Kintai. Apenas a una hora y media en tren desde Hiroshima, situado en Iwakuni, en la prefectura de Yamaguchi, el puente Kintai es uno de los lugares destacados de la zona para observar los cerezos en flor. El río Nishiki y el pintoresco puente Kintai hacen que sea una postal única de Japón, ya que este es uno de los puentes de madera más representativos del país. El puente fue construido en 1673 y fue declarado como Tesoro Nacional de Japón en 1922.

El túnel de los cerezos de Kioto. Entre las estaciones de Narutaki y Utano del tranvía Randen de Kioto se forma durante la floración un túnel con más de 70 cerezos. Se puede disfrutar del paisaje a bordo de los tranvías que circulan por esta línea, tanto de día como de noche ya que los cerezos se iluminan para el deleite de todos los pasajeros. El origen del tranvía Randen se remonta a 1910, siendo uno de los más antiguos de Japón.

Cerezos nocturnos en el Parque Takada. En la ciudad de Joetsu, prefectura de Niigata en la costa del Mar de Japón se ubica el parque Takada, una de las tres mejores vistas nocturnas de Japón en la época del «sakura». Este año se podrán observar unas 50 hectáreas que albergan alrededor de 4.000 cerezos. Iluminados por la noche ofrecen una imagen única que se queda para siempre en la memoria del viajero.

El Castillo de Hirosaki, situado en la ciudad de Hirosaki, en la prefectura de Aomori, concretamente en la región de Tohoku, al norte de la isla principal. La fortaleza es uno de los 100 Mejores Castillos de Japón y el parque en el que se encuentra, poblado de árboles de cerezo hace más de 300 años, es valorado como uno de los 100 mejores lugares de interés paisajístico de Japón, seleccionados por el propio gobierno.

La avenida Kancho-gai de Towada. Situada en la prefectura de Aomori en Tohoku, la ciudad de Towada atesora uno de los mejores caminos de Japón. Se extiende a lo largo de la carretera Koma y cuenta con 156 cerezos y 165 pinos situados a ambos lados. Durante la temporada de floración del cerezo, el camino se viste de rosa y ofrece una de las estampas más bonitas de esta época.