'Teo' Martínez, el alcalde que 'creó' Villadangos, deja la política y abre la puerta al relevo

Teodoro Martínez, alcalde de la localidad de Villadangos./
Teodoro Martínez, alcalde de la localidad de Villadangos.

El alcalde popular cree que es el momento de «entregar el testigo» y asegura que el objetivo debe seguir siendo la apuesta por el polígono industrial y su ampliación

J.C.Villadangos

Hace algo más de dos décadas Teodoro Martínez acudió a Villadangos, la localidad de su mujer, para bautizar a su hija mayor. Un acto religioso que, sin embargo, terminó marcando su futuro político.

«En el bautizo ví que el cura estaba pasando al ordenador parte del árbol genealógico de la localidad. Lo hacía con un sistema que consideré anticuado y le invité a realizarlo de otro modo», recuerda ahora.

De aquel encuentro nació la inquietud por completar el árbol genealógico de la localidad y las visitas al Ayuntamiento, que terminó convertido en una habitación más de su casa en la que trabajar en aquella intensa aventura vecinal.

«He intentado no defraudar»

Primero fue el trabajo administrativo, junto con el párroco, y más tarde una oferta para sumarse a la lista del Partido Popular (PP). Los vecinos de la localidad le otorgaron una confianza a la que, según advierte, ha intentado «no defraudar».

Villadangos, entonces, era un ayuntamiento «en quiebra» con una deuda pendiente que lo había prácticamente inviable. «¿Que cómo salió de todo aquello? Pues con mucho esfuerzo y con mucho trabajo. Las cosas no se pueden hacer de otro modo que no sea con esfuerzo», recuerda el hoy alcalde de la localidad.

Dos décadas después Villadangos se ha convertido en una referencia industrial en León. Su polígono industrial es el mayor de toda la provincia y en él trabajan algo más de 2.000 personas, pero la cifra se puede multiplicar por cuatro en empleo indirecto.

«Las cosas han salido moderadamente bien»

«Las cosas han salido moderadamente bien. Es un polígono de 200 hectáreas que estuvo a un paso de doblar su capacidad coincidiendo con el inicio de la crisis, pero al final ese proyecto no se materializó», recuerda.

Con el polígono asentado tras la incorporación de la multinacional Network Steel, Teodoro Martínez asegura que ha llegado el momento de dar un paso «a un lado y dejar la política de la primera línea. Toca el relevo y que sean los más jóvenes quienes asuman este papel».

'Teo' asegura que se va satisfecho y convencido de que tras cinco legislaturas «toca volver a mi puesto de funcionario».

Adiós con exigencias

Eso sí, antes de dejar su sillón, denuncia la incongruencia política: «Nuestro ayuntamiento tiene hoy un presupuesto de 1,5 millones de euros y tenemos un remanente de dos millones más que no podemos invertir en beneficio de los vecinos porque lo impide la ley. No es lógico que ocurra algo así cuando ese dinero puede y debe tener como destino el beneficio de las personas del municipio».

Una 'pelea' que, en todo caso, corresponderá al siguiente en la lista.