La Junta espera que el acuerdo sobre Vestas se traduzca en la venta de la fábrica de Villadangos del Páramo

La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos./Rubén Cacho
La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos. / Rubén Cacho

Milagros Marcos explica que no estuvieron ayer en el Ministerio de Industria porque «no aporta nada» ni «tiene ninguna garantía» para la Comunidad

ICAL

La Junta de Castilla y León confía en que el acuerdo suscrito este miércoles en Madrid entre el Ministerio de Industria, los sindicatos y la empresa Vestas se traduzca en la venta por ésta de la fábrica de Villadangos del Páramo para mantener por parte de otro empresario la actividad y el empleo en la zona y espera que no ocurra como con Lauki, que declinó deshacerse de la planta y se cerró en Valladolid.

«Lo de ayer está bien pero no tiene ninguna garantía para Castilla y León», dijo la consejera portavoz de la Junta, Milagros Marcos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que explicó que la parte autonómica -Ejecutivo y sindicatos- no estuvo en la firma en Madrid porque «no aporta nada» ni supone un «avance» sobre lo ofrecido hace dos semanas que tampoco suscribieron.

Marcos recalcó que la Fundación Anclaje -Junta y sindicatos- trabaja en la búsqueda de un inversor sobre el que, tras la publicación de que el fondo de inversión industrial Quantum Capital Partners, radicado en Munich (Alemania), está interesado en Vestas, se remitió a las explicaciones que tiene previsto ofrecer este mediodía la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en León.

«No había nada que acordar», insistió Marcos en relación al acuerdo suscrito en el Ministerio de Industria, para recalcar que del mismo lo que esperan es que la firma danesa venda la planta leonesa a otro empresario para que siga la actividad, que es en lo que trabaja la Junta y los sindicatos. «Espero que no ocurra como con Lauki», respondió cuando se la preguntó si puede pasar eso con Vestas si la empresa multinacional de eólicas declina deshacerse de la instalación leonesa.

Según informó el Ministerio de Industria, el acuerdo tiene como objetivo principal apoyar la recolocación de los trabajadores de la fábrica y el tejido industrial asociado a la misma, pero el compromiso concreto se centra en que la Administración y la empresa realizarán «sus mejores esfuerzos» para lograr inversores industriales antes del 31 de diciembre de 2019.

 

Fotos