La Junta cree que «no es serio» culpar al Gobierno de Rajoy del cierre de Vestas

Milagros Marcos./Leticia Pérez
Milagros Marcos. / Leticia Pérez

«Si hay alguien que ha impedido que haya estabilidad energética en España a día de hoy esos son los socialistas», ha explicado Milagros Marcos

EFE

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha manifestado este martes que «no es serio» que el Gobierno socialista achaque el cierre de la planta de la multinacional danesa Vestas en la provincia de León a la política energética desarrollada por el anterior Ejecutivo del PP.

Al término de una jornada dedicada al cooperativismo agrario, la también consejera de Agricultura y Ganadería ha recordado que fue el anterior Gobierno de Mariano Rajoy el que intentó mediante decreto ley el mantenimiento de la actividad de las térmicas en España, algo que los socialistas «no apoyaron en su momento».

De este modo, si hay alguien que ha impedido que haya «estabilidad energética» en España a día de hoy esos son «los socialistas», ha incidido la portavoz, que ha contestado de este modo a la alusión realizada ayer por el Ministerio para la Transición Energética sobre el contexto en el que se produjo la decisión de Vestas de cerrar.

No obstante, Marcos sí que ha agradecido el trabajo y el empeño que el Gobierno central está poniendo en evitar el cierre de la planta de Vestas en Villadangos, después de que ayer la empresa se reuniera con la ministra de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera, y anunciara que posponía la presentación del ERE de extinción previsto para el día de ayer.

En esta reunión, la multinacional danesa se comprometió a seguir su actividad en aquellas plantas nacionales donde aún tiene pendiente el trámite de subvenciones, como son el caso de Lugo y Ciudad Real, aunque comunicó al Gobierno su firme intención de continuar con el cierre de la planta leonesa.

Ante esta postura, la portavoz de la Junta de Castilla y León ha subrayado que los argumentos del Ejecutivo autonómico siguen siendo «firmes» y estos pasan porque Vestas «anule» la presentación del ERE de extinción, que afectaría a cerca de 2.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos, y continúe su actividad en León, ha sentenciado Marcos

Contenido Patrocinado

Fotos