Adif iniciará en noviembre las obras del cargadero provisional de Villadangos que conectará la carga a Gijón en 2020

Estación de tren de Villdangos del Páramo donde se construirá el cargadero provisional. / N. Brandón

Las bobinas de acero de Network Steel serán transportadas desde y hasta el cargadero en camiones y se prevé una carga de 32 bobinas diarias | Villadangos remarca que el compromiso de Gobierno y Junta para desarrollar el ramal ferroviario, que podría estar operativo en 2022

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

El proyecto de Network Steel Resources en Villadangos del Páramo se traducirá en un salto cualitativo en la actividad industrial del municipio así como en el conjunto de la provincia de León.

No sólo por la construcción de la que será la mayor planta de acero galvanizado de toda Europa en una superficie de 10 campos de fútbol, una producción anual que podría alcanzar las 500.000 toneladas y el tejido empresarial que se constituirá a su alrededor.

La revolución llegará con la construcción del ramal ferroviario que completa su proyecto y que supondrá un punto de inflexión para esta área industrial. Una infraestructura que, por su complejidad, se prevé que esté operativa en el año 2022 pero que «tarde o temprano será una realidad. Tanto para Gobierno como para Junta es un tema prioritario», señala el alcalde de Villadangos.

Mientras tanto, Gobierno y Junta, aliados en esta operación económica, proyectaron la construcción de un apeadero o un cargadero provisional de carga y descarga de bobinas adyacente a la vía 3 de la estación de Villadangos.

Un proyecto que, según apuntó su alcalde Alejandro Barrera, empezarán a materializarse en el plazo de un mes, es decir, en los primeros días de noviembre, con el objetivo de su puesta en funcionamiento en el segundo trimestre del 2020.

«De aquí a un mes empezaremos a ver las obras del cargadero para que en la primavera del próximo año estén saliendo ya producto de acero desde Villadangos», señaló Barrera. De esta forma, a partir de esa fecha el traslado de mercancías se realizará por carretera hasta las vías férreas de Villadangos, utilizándose la tercera vía que en la actualidad está paralizada.

Las obras del cargadero provisional culminarán en el primer semestre del año y varias compañías del polígono se han interesado en transportar mercancías

Un cargadero provisional que no sólo permitirá el trasladado de la producción de NSR sino que ya ha despertado el interés de otras compañías, concretamente de tres grandes de empresas, una de ellas asentada fuera del polígono de Villadangos, entre las que se encontrarían Mercadona y Latem Aluminium.

«Será un primer paso para lograr ser un nudo logístico en el Corredor Atlántico que se culminará con la entrada en vigor del ramal que es un tema prioritario y que está encima de la mesa en el Ministerio pero que aún tardará dos años en ser una realidad por su complejidad técnica», apuntó el alcalde.

32 bovinas diarias

Para poder llevar a cabo el desarrollo de su actividad, con una capacidad de producción de la planta de unas 500.000 toneladas al año de bobinas galvanizadas, NSR requiere el acceso directo a la línea ferroviaria.

Dada la importancia del proyecto, Gobierno y Junta se han comprometido a financiar la conexión de la línea A Coruña-León con un ramal situado a tres kilómetros del Sureste de la fábrica.

Cargadero

El cargadero provisional tendrá una superficie total de 2,197 metros, con una longitud sobre la vía de 104 metros y un ancho de 21 metros. La longitud definida permite la descarga de ocho vagones de un convoy formado por un máximo de 16 vagones.

El ancho definido permite el acopio provisional de la bobinas en el borde del cargadero, el giro completo en condiciones óptimas de la maquinaria de descarga de bobinas y un carril de espera de los camiones que transportarán las bovinas desde el cargadero hasta la planta industrial., permitiendo además el giro completo de los camiones desde el vial perimetral.

Para la ejecución de las obras es necesario proceder a la demolición del camino de acceso actual, de una edificación de 456 metros cuadrados y de un muro de cierre con 70 metros de longitud.

Además de las demoliciones señaladas, para la operación del cargadero, es necesario desmontar un tramo de catenaria situada entre cuatro postes, con una longitud total de 180 metros. Una vez el cargadero deje de ser operativo, se procederá a la reposición del tramo de catenaria previamente desmontada.

A la espera de su puesta en servicio, se ha acordado como solución la construcción de un cargadero provisional adyacente a la vía 3 de la estación de Villadangos del Páramo, para la descarga de las bobinas de acero transportadas por la vía férrea desde el Puerto de Gijón.

Desde el cargadero, las bobinas serán transportadas en camiones hasta la instalación industrial. En base a la producción anual de la planta industrial de NSR en Villadangos y el peso medio de las bobinas, será necesario descargar 32 bobinas diarias, con la capacidad de una bobina por camión, lo que generará un tráfico diario medio de 32 vehículos pesados.

Construcción de una glorieta

Dado que los vagones de transporte de bobinas tienes una longitud entre topes de 12,04 metros, el convoy estará limitado a un total de 16 vagones, lo que permitirá transportar 16 bobinas por convoy. La longitud del cargadero se define de tal manera que sea posible la descarga de todo el convoy con un único cambio de posición del mismo, ocho vagones, quedando establecida en 104 metros.

Por su parte, el acceso al cargadero se realizará por el vial que, desde la carretera LE-413, comunica con las viviendas del barrio de La Estación situadas en lado derecha de la vía, siendo necesario adecuar este vial a las cargas a las que va a estar sometido.

Para facilitar la incorporación de los camiones a la LE-413 se prevé diseñar una glorieta partida que permite realizar los movimientos necesarios con suficientes garantías de seguridad para los usuarios tanto de la vía principal como del acceso.