Marlaska ordena el despliegue de 800 policías y guardias civiles en Cataluña para la sentencia del 'procés'

Grande-Marlaska conversa ayer con los ministros Celáa y Duque durante el acto del PSOE./EFE
Grande-Marlaska conversa ayer con los ministros Celáa y Duque durante el acto del PSOE. / EFE

Interior fía al millar de antidisturbios de los Mossos la respuesta al fallo y deja a las fuerzas de seguridad del Estado las infraestructuras

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El Ministerio del Interior ha desplegado en Cataluña cerca de 800 policías y guardias civiles antidisturbios ante la posibilidad de incidentes tras conocerse la sentencia del Supremo sobre el 'procés'.

El operativo que ha preparado el departamento que dirige Fernando Grande-Marslaka está dirigido en principio solo a la protección de edificios de titularidad de la Administración Central del Estado y de las infraestructuras críticas, ya que los técnicos de Interior consideran que los Mossos d'Esquadra podrán valerse por sí solos para mantener el orden público en las calles de la comunidad autónoma.

La secretaría de Estado de Seguridad cuenta desde principios de esta semana en Cataluña con casi 400 policías nacionales especialistas en contención de masas. Se trata los 150 agentes de las tres Unidades de Intervención (UIP, antidisturbios) destinados permanentemente en esa comunidad; otras tres unidades de UIP de Granada, Sevilla y Bilbao y otro centenar de agentes de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de Madrid.

Centrales nucleares

La Guardia Civil, por su parte, mantiene seis pelotones (120 funcionarios) destacados en lugares estratégicos como las centrales nucleares de Ascó y Vandellós, a los que se han sumado en las últimas horas otros once pelotones, unos 220 antidisturbios, para reforzar la seguridad en puntos como el aeropuerto de Barcelona.

Los Mossos, que desde la pasada semana mantienen en mínimos las libranzas de sus antidisturbios, esperan contar para estos días con un millar efectivos de orden público disponibles, aunque no siempre de forma simultánea: la mitad de la Brigada Mòbil (Brimo) y la otra mitad del Área Regional de Recursos Operativos (Arro).