El juicio de los ERE encara su recta final con últimos testigos y la pericial

Manuel Chaves, a su llegada a la Audiencia de Sevilla que acoge la pieza política del juicio de los ERE fraudulentos de Andalucía. /José Manuel Vidal (EFE)
Manuel Chaves, a su llegada a la Audiencia de Sevilla que acoge la pieza política del juicio de los ERE fraudulentos de Andalucía. / José Manuel Vidal (EFE)

Los acusados, entre ellos los expresidentes andaluces José Antonio Griñán, siguen sin estar obligados a acudir

EFESevilla

El juicio de la pieza política del caso ERE contra 22 ex altos cargos de la Junta encara su recta final desde este martes, tras el paréntesis estival, con la declaración de los últimos testigos antes de iniciar la prueba pericial conjunta, en un calendario que prevé sesiones hasta noviembre.

El juicio se reanudará el martes día 4 a las 10.00 horas en la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla con las testificales del exconsejero de la Cámara de Cuentas Antonio Marmolejo, el ex director general de Formación para el Empleo Juan Manuel Fuentes Doblado, el exmiembro del Consejo Rector de IFA/IDEA y exdirector de Industria de la Consejería de Empleo Jesús Nieto, que estuvo investigado en esta causa, y el ex jefe de servicio de la Intervención General de la Junta Manuel Sivianes.

El miércoles 5 está citados como testigos el exjefe de servicio de Presupuestos Eduardo Segura Daza, la extitular de Presupuestos y Gestión Económica de la Consejería de Empleo Isabel Carrillo. También el exinterventor adjunto Luis Hinojosa, la exdirectora de Trabajo del Gobierno central (1991 y 2004) Soledad Córdova, investigada en la pieza separada del ERE de la Faja Pirítica de Huelva, y en la sesión de tarde testificará la letrada jefe de la Cámara de Cuentas Margarita Regli.

Las dos últimas son testigos con especial interés para las defensas que alegan que el llamado «procedimiento específico» usado por el Gobierno andaluz durante una década para repartir 850 millones en ayudas sociolaborales y a empresas en crisis era legal y tenía amparo en la normativa estatal.

Córdova, al declarar como investigada en la instrucción sobre el ERE de la minería onubense, llegó a manifestar que la Junta tenía plenas competencias para dar ayudas sociolaborales a empresas en crisis y que, aunque desconocía el procedimiento usado por el Gobierno andaluz, «para nada» consideraba que incurriera en ilegalidad. Por su parte, Margarita Regli propició cambios en el informe final que la Cámara de Cuentas realizó tras estallar el caso ERE sobre las ayudas investigadas.

Con las declaraciones de estos testigos, terminará la fase testifical de un juicio en el que, desde el 23 de abril, han comparecido 120 excargos políticos, funcionarios, prejubilados de empresas en crisis, auditores y letrados.

Así, el martes 11 comenzará una nueva fase dedicada a la prueba pericial, en la que expertos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), cuyo informe es una prueba clave para la Fiscalía y las acusaciones de PP-A y Manos Limpias, contrastarán su opinión técnica sobre las irregularidades del «procedimiento específico» usado para conceder las ayudas con la de los peritos de parte, propuestos por las defensas de varios acusados.

Según varios letrados personados en la causa, esta fase puede prolongarse durante varias semanas, incluso un mes, ya que son nueve los peritos que comparecerán conjuntamente en el estrado (después de que el tribunal haya dispensado a uno de los cuatro de la IGAE de declarar por problemas de salud).

Durante toda esta fase, los acusados, entre ellos los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, siguen sin estar obligados a acudir al juicio, ya que, cuando acabaron las declaraciones de los acusados, el tribunal les dispensó de hacerlo hasta que comenzase la exposición de los informes finales de conclusiones de las partes.

 

Fotos