Investigan la muerte de una mujer calcinada en un pueblo de Cuenca

Imagen del pequeño pueblo conquense de Garcinarro./Ayuntamiento de Garcinarro
Imagen del pequeño pueblo conquense de Garcinarro. / Ayuntamiento de Garcinarro

Su marido la encontró en el huerto de la vivienda

J.V. MUÑOZ-LACUNACuenca

La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer la extraña muerte de una mujer de 72 años cuyo cadáver ha aparecido calcinado en un huerto anexo a su vivienda.

Los hechos han ocurrido en el pequeño pueblo de Garcinarro (Cuenca), de apenas 200 habitantes. El marido de la víctima, que regresaba a la vivienda en compañía de un vecino para recoger una motosierra después de haber realizado unos trabajos de poda en una finca, fue quien encontró el cadáver.

Cuando ambos se dirigían a una caseta de herramientas en la huerta situada junto a su casa, el vecino se percató de la presencia de un bulto que parecía ser un muñeco. Al aproximarse descubrieron el cuerpo sin vida de la mujer totalmente calcinado. El caso se encuentra bajo secreto de sumario por decisión del juzgado de Cuenca que instruye las diligencias y es que según el alcalde de Garcinarro, Antonio Fernández, «nadie ha escuchado ruidos ni ha olido a humo aunque esta vivienda está cerca de otras casas y hay un calle al lado por la que pasa gente».

La mujer fallecida llevaba unos diez años residiendo en este pueblo al que se había mudado desde Madrid junto a su hijo y su marido cuando éste se jubiló.