Hallan el cadáver de un bebé en la planta de reciclaje de Manises

Planta de residuos de Manises./J. J. Monzó
Planta de residuos de Manises. / J. J. Monzó

El cuerpo de la niña fue arrojado a un contenedor de basura y la investigación apunta a un infanticidio cometido en una casa de la comarca de l'Horta

JAVIER MARTÍNEZValencia

Un trabajador de la planta de reciclaje de Manises ha encontrado esta madrugada el cadáver de una niña recién nacida durante el proceso de selección de residuos descargados en las últimas horas. Tras el macabro hallazgo, el responsable de la empresa ha paralizado la actividad en la parte de las instalaciones donde estaba el cuerpo del bebé y ha avisado a la Guardia Civil, tal y como establece el protocolo interno de la planta.

Pocos minutos después llegó al lugar una patrulla de la Guardia Civil, que constató la muerte de la niña. Los agentes acordonaron la zona para facilitar la minuciosa inspección que poco después realizó un equipo del laboratorio de criminalística de la Guardia Civil de Valencia. Agentes del Grupo de Homicidios también se han desplazado a la planta y han asumido la investigación. Todo parece indicar que la niña nació sin asistencia médica en una vivienda y poco después fue arrojada a un contenedor de basura.

El forense de guardia también examinó el cuerpo del neonato y determinó la hora aproximada de la muerte. Luego, el juez supervisó las primeras investigaciones de la Guardia Civil y ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarle la autopsia.

El proceso de clasificación de los residuos sólidos que los camiones trasladan a la planta de Manises permite delimitar la zona de recogida de la basura, una información muy útil para los investigadores. Un infanticidio cometido en un piso de la comarca de l'Horta es la principal hipótesis que baraja la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos