La Fiscalía pide tres años y medio de prisión al líder de Manos Limpias por apropiación indebida y 18 meses a la abogada que acusó a la infanta

Miguel Bernard, exsecretario general de Manos Limpias. /efe
Miguel Bernard, exsecretario general de Manos Limpias. / efe

Considera que Miguel Bernad y Virginia López Negrete se apropiaron de 115.000 euros de la cuenta del colectivo que habían sido aportados por afectados de la estafa de Afinsa

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Fiscalía Provincial de Madrid ha solicitado tres años y seis meses de prisión para el ex secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y un año y diez meses para la abogada Virginia López Negrete por un delito continuado de apropiación indebida. El representante del Ministerio Público reclama, además, para los acusados una indemnización de 103.500 euros a Bernad y otros 11.500 euros para López Negrete.

Esta letrada fue conocida por ejercer la acusación popular en representación de Manos Limpias en el 'caso Nóos' y por lograr sentar en el banquillo, con el criterio en contra de la Fiscalía, a la infanta Cristina. Ambos también serán juzgados en septiembre por su presunta implicación en la 'operación Nelson' en la Audiencia Nacional, cuyo principal acusado en el presidente de Ausbanc Luis Pineda. Al primero le piden 25 años de prisión y a la letrada, 12 años. Ambos están acusados de formar parte de una trama de extorsión.

En el escrito de acusación se señala que Bernad y López Negrete, «puestos de común acuerdo» y guiados por un «ánimo ilícito de lucro», efectuaron entre los días 18 de enero y 22 de marzo de 2011 varios reintegros por un importe total de 115.000 euros de una cuenta en la que estaban autorizados y cuya titularidad era del Colectivo de Funcionarios Manos Limpias. De esta forma, Bernad se apropió de 103.500 euros y López Negrete de otros 11.500.

Bernad, entre el 1 de febrero y el 9 de marzo, efectuó tres reintegros de 400, 50.000 y 53.100 euros mientras que la otra acusada, entre el 18 de enero y 23 de marzo, realizó cinco reintegros: tres por valor de 2.500 euros, así como uno de 3.000 euros y otro de 1.000 euros, respectivamente.

Según la Fiscalía, «los acusados aprovecharon la circunstancia de ser autorizados en la cuenta bancaria del Colectivo de Funcionarios Manos Limpias para apoderarse e incorporar a su propio patrimonio de forma ilícita las cantidades de dinero citadas que diferentes personas, afectadas a un procedimiento judicial, el 'caso Afinsa' (la estafa piramidal por la compra-venta de sellos), cuyos afectados habían ingresado en la citada cuenta bancaria.