Primer expulsado del juicio del procés por lucir una camiseta pidiendo la libertad de los presos

El exconcejal de la CUP Albert Boada./CUP
El exconcejal de la CUP Albert Boada. / CUP

El tribunal estableció que sí se podrían exhibir símbolos como los lazos pero no leyendas ni pancartas

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El tribunal que juzga el procés expulsó este jueves, por primera vez tras 36 sesiones de vista oral, a un ciudadano de la sala por lucir una camiseta en la que pedía la libertad de los presos, contraviniendo así las instrucciones del Supremo que estableció en febrero que sí se podrían exhibir símbolos independentistas como los lazos amarillos, prendas del mismo color o pequeños adornos o chapas pero no leyendas ni pancartas ni fotografías de los procesados.

El expulsado fue el exconcejal de la CUP Albert Boada. Él mismo anunció su expulsión en Twitter porque ninguno de los periodistas presentes en el interior del sala en ese momento se percató del incidente. Según su relato, luego corroborado por fuentes del tribunal, Boada entró al salón de plenos luciendo una camiseta negra con el eslógan en catalán: «Llibertat presos polítics», que hasta entonces había ocultado por debajo de sus ropas.

Cuando los agentes de policías, con instrucciones del tribunal de expulsar de inmediato a cualquier persona que exhiba lemas, se percataron de la leyenda de la camiseta que portaba el exconcejal sentado entre el público le conminaron a abandonar el recinto. Aunque en un principio Boada se negó, finalmente aceptó marcharse, eso sí tras rechazar durante unos instantes a entregar su acreditación y después de lanzar unas proclamas puño en alto por los pasillo de la sede judicial.

Otros incidentes

Boada se convirtió así este jueves en el primer expulsado del juicio del procés, pero ya había habido incidentes con dos personas del público anteriormente. El 16 de abril, un integrante del colectivo 'Madrileños por el Derecho a Decidir' intentó entrar a la vista con una camiseta amarilla en la que se podía leer la palabra «libertad» en castellano, catalán, gallego y euskera. Los funcionarios le avisaron que no podía entrar a la sala de vistas con esa prenda. El activista accedió a cambiarse de camiseta y accedió sin problemas.

La pasada semana otro asistente abandonó la sala de vistas con grito «Viva la República», lo que provocó que fuera identificado por los funcionarios. Al día siguiente, cuando intentó volver a entrar a la sala, los agentes le impidieron le vetaron el paso por el incidente de 24 horas antes.

Más información