La UCO comunica a sus agentes que suspende actividades que requieran fondos reservados

Un guardia civil de la división UCO camina por el interior del Ayuntamiento de Valdemoro. /Sergio Pérez (Reuters)
Un guardia civil de la división UCO camina por el interior del Ayuntamiento de Valdemoro. / Sergio Pérez (Reuters)

El coronel jefe de la unidad central de la Guardia Civil remite un correo interno en el que anuncia que se ha agotado esta partida

R. C.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha comunicado internamente que con fecha de 24 julio agotó la caja de fondos reservados correspondientes a la unidad, con lo que suspende cualquier actividad que requiera el uso de fondos de esa partida.

En una comunicación, el coronel jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, justificaba la imposibilidad de hacer frente a necesidades económicas derivadas de los gastos propios de funcionamiento de los distintos departamentos de investigación y apoyo. Por ello, «hasta nueva orden», queda suspendida temporalmente cualquier actividad de la UCO y sus unidades subordinadas que requieran obligatoriamente el uso de esos fondos reservados, así como los apoyos solicitados a las mismas por otras secciones.

En el correo electrónico, el jefe de la UCO añade que los departamentos informarán puntualmente de las actividades que se suspendan. Esta unidad se encarga, entre otras cosas, de la investigaciones relacionados con casos de corrupción y delincuencia económica.

Tras conocer la noticia, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) emitió un comunicado en el que expresa su desconcierto ante esta situación, que, según asegura, afecta a todas las unidades de investigación de la Guardia Civil, no solo a la UCO. Para la asociación, que es mayoritaria en el cuerpo, es «incomprensible» el cese de esas actividades, de modo que ha reclamado una «rectificación» al Gobierno. «Recordemos que son numerosos los casos que la Guardia Civil se encuentra investigando relacionados con delitos como el crimen organizado, la corrupción o el narcotráfico», señalaron este viernes.

Sin embargo, fuentes de Interior explicaron este viernes que al departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska «no le consta que se haya paralizado ninguna investigación». De la Secretaría de Estado de Seguridad depende la aprobación de recursos para que las unidades de investigación de la Guardia Civil y la Policía Nacional lleven a cabo sus diligencias.

Reestructuración interna

Precisamente, el Consejo de Ministros aprobó este viernes un Real Decreto con la reestructuración policial dentro del nuevo organigrama diseñado por el ministro Grande-Marlaska, que contempla la recuperación para la Policía y la Guardia Civil de la figura del director adjunto operativo (DAO), eliminada por Zoido.

Grande-Marlaska ya ha acometido en estas primeras semanas otros cambios de calado, especialmente en puestos clave como el Gabinete de Estudios y Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, ocupado por el polémico comisario José Luis Olivera, lo que ha despertado recelos en sectores de la Guardia Civil al considerarse perjudicados en el siempre sensible equilibrio entre Cuerpos.

El ministro deshace así el organigrama diseñado por Zoido, quien decidió suprimir la figura del DAO que, en el caso de la Policía, vivió envuelta en polémicas por el desempeño del comisario Eugenio Pino, siendo titular de la cartera Jorge Fernández Díaz. Una comisión de investigación en el Congreso determinó que se hizo un uso partidista de las Fuerzas de Seguridad, especialmente para hacer frente al plan independentista en Cataluña.

 

Fotos