Sánchez dice a Casado que la economía va bien y la situación política «mejor»

Pedro Sánchez, interviene en la sesión de control al Gobierno hoy en el Congreso. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

El Congreso alberga el primer cara a cara entre el jefe del Ejecutivo y el nuevo líder de la oposición

AGENCIASMadrid

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy al presidente del PP, Pablo Casado, que la situación económica «va bien» y «la política mejor», y le ha pedido que «no se haga oposición a sí mismo» y se acostumbre a este Gobierno progresista.

«Acostúmbrese, porque hay muchas cosas que recuperar y otras tantas que conseguir», le ha dicho Sánchez a Casado en el primer 'cara a cara' entre ambos desde que el líder del PP ganó las primarias de su partido, un debate en el que no han hablado de la última crisis del Ejecutivo con la dimisión de la ministra Carmen Montón por el caso de su máster.

Mientras, Casado ha advertido de que los españoles ya están viendo «a cuánto ascendía la hipoteca» que está pagando Sánchez a Podemos y a los independentistas a cambio de su apoyo en la moción de censura, ha considerado que el presidente «solo acierta cuando rectifica» y le ha pedido que ponga orden «ya» en Cataluña.

Casado ha hecho hincapié sobre todo en el «aquelarre independentista» de la Diada y que ante esa situación el Gobierno ofrezca diálogo y «solo» diga que «le gustaría que los presos no estuvieran en la cárcel» y que «Cataluña es una nación». «El apaciguamiento ya no es posible. Ponga orden en Cataluña y hágalo ya», ha afirmado, para ofrecer los escaños del Grupo Popular para aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución.

En este sentido, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha exigido al PP que «se ponga detrás» del Ejecutivo para resolver la crisis catalana, como hicieron los socialistas cuando estuvieron en la oposición.

En su primer cara a cara con la nueva portavoz del PP, Dolors Montserrat, Calvo ha insistido en que ante esta crisis «no hay otra salida que hablar y reconducir» la situación «en el marco constitucional».

Montserrat, por su parte, ha acusado al Gobierno de haber «abandonado» a la mayoría de los catalanes y ha considerado «absolutamente inaceptable» que en España «gobiernen los votos de Torra y de Rufián» y que «el puño amenazante de Torra sea la mano que mece la cuna en Moncloa».

«Siete años de Gobierno del PP no se arreglan en cien días»

Sánchez, que ha felicitado públicamente a Casado por su elección como presidente del PP, ha subrayado que siete años de Gobierno del PP «no se arreglan en cien días». Eso sí, ha puesto en valor las previsiones económicas que tiene encima de la mesa la Comisión Europea y la creación de «455.000 empleos» este año.

«Y teniendo en cuenta que ahora mismo en España no gobierna un partido sentenciado por la financiación irregular, pues tengo que decir que la economía va bien y que la política, mejor», ha añadido, cosechando un aplauso de la bancada socialista. En ningún momento ha salido a relucir en este 'duelo parlamentario' la polémica sobre el máster de Carmen Montón, que dimitió anoche como ministra de Sanidad.

El presidente del Gobierno ha iniciado el curso político en el Congreso este miércoles afrontando las preguntas sobre distintos temas del líder del PP, Pablo Casado; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

La primera sesión de control del nuevo periodo de sesiones alberga el primer cara a cara entre el jefe del Ejecutivo y el nuevo líder de la oposición. Pablo Casado fue elegido presidente del PP el pasado 21 de julio y el último Pleno con preguntas al Gobierno se celebró el 20 de junio.

Para este estreno Casado ha optado por una pregunta de enunciado genérico: «¿Cómo valora la situación política y económica de España?», reza textualmente la cuestión registrada por el Grupo Popular.

Cataluña tras la Diada

Este formato genérico, que también utilizaban con frecuencia los portavoces socialistas ante Mariano Rajoy, permite no desvelar las claves concretas de la pregunta y dificulta la preparación de la respuesta por parte del presidente del Gobierno.

De su lado, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha elegido Cataluña para debatir con el jefe del Ejecutivo en una sesión de control que tendrá lugar un día después de la celebración de la Diada. En este contexto, Rivera quiere que el presidente del Gobierno le aclare qué piensa hacer su Gabinete «para garantizar el cumplimiento de la Constitución y asegurar el respeto de los derechos civiles» en esa comunidad.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, intentará que Sánchez explique ante el Pleno de la Cámara Baja qué medidas piensa adoptar su Ejecutivo para acabar con la burbuja del alquiler. En la reunión que mantuvieron el pasado jueves en La Moncloa, el presidente del Gobierno y el líder de Podemos pactaron la creación de una mesa de diálogo y negociación sobre la situación de la vivienda, con especial atención a la evolución del precio de los alquileres.

 

Fotos