Minas ve que el cierre de las térmicas reducirá a mínimos la producción de la futura mina del Feixolín

Mineros de La Escondida. / Reuters

La apertura de la explotación está pendiente de que Minas autorice la trasmisión de los derechos mineros de la explotación de CMC al Grupo Viloria

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

El empresario leonés Manuel Viloria era consciente de las dificultades de mantener con vida la mina de La Escondida. Y, sus previsiones no fallaron. Sin embargo, sus intenciones de mantener la actividad minera en León se mantienen intactas.

En detalle

Ahora, tal y como adelantó leonoticias, con la reapertura de la minera de interior del Feixolín, ubicada a escasos kilómetro de La Escondida, en el municipio de Villablino. Un proyecto pendiente de los trámites administrativos.

En la actualidad, según ha informado el director general de Energía y Minas de la Junta, Ricardo González Mantero, la delegación territorial está tramitando la pertinente autorización de la trasmisión de los derechos mineros de la explotación de CMC al Grupo Viloria.

Una vez tramitada se trasladará el expediente a la Dirección General de Minas que, en última instancia, será el encargado de dar el visto bueno a la autorización que permitiría recobrar la actividad minera en la provincia.

En cualquier caso, Mantero, que se ha mostrado muy crítico con la política de un Gobierno «que ha querido acabar con todo lo relacionado con el carbón», ha recordado que el anuncio de cierre de las térmicas limitará la producción de la nueva mina del Feixolín, obligando a buscar vías alternativas, como la exportación «lo que implica ciertas dificultades».

 

Fotos