El comité de empresa de Peal pide la dimisión de los dirigentes socialistas en las cuencas mineras

Maquinaria de Peal trabajando en la Vasco./
Maquinaria de Peal trabajando en la Vasco.

Consideran que «más allá de fotos y buenas palabras» no han dado «ningún tipo de solución e implicación»

MIRIAM BADIOLALeón

El comité de empresa de Peal decidió reunirse de urgencia tras conocer el anuncio de Naturgy de cerrar la central térmica de La Robla, de igual manera que lo hizo Endesa con Anllares y Compostilla, para pedir la dimisión de todos los dirigentes socialistas en las cuencas mineras afectadas.

Tras el rechazo al anuncio del cierre de la central de La Robla, el comité de Peal recordó que «durante este último mes de movilizaciones y reuniones a causa de haber sido excluidos injustamente del acuerdo para la transición de la minería del carbón, este comité se ha sentado con diversos representantes públicos pertenecientes al partido socialista», quienes en todo momento «transmitieron la injusticia de la situación y la apuesta en algún caso, como la de la secretaria provincial, era de continuidad del sector».

Sin embargo, consideraron que «más allá de la foto y buenas palabras», no se han encontrado con «ningún tipo de solución e implicación contundente por parte de los miembros locales, provinciales y autonómicos del partido del gobierno», es decir, el Partido Socialista».

Por ello, ante la «complicada situación· en la que queda el sector en las comarcas mineras y la «indefensión» que sufren en la provincia todos los trabajadores que «se van a quedar en la calle», el comité de empresa de Peal pidió la dimisión de los representantes del gobierno en las cuencas afectadas», especialmente por el cierre de la central de La Robla, «a la que no se le ha dado la seguridad necesaria para rentabilizar las inversiones a realizar para seguir con la quema de carbón autóctono y así llevar a cabo una transición menos traumática».