https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La realidad de Villahierro: déficit de 100 funcionarios, 55 años de edad media y más de 12 agresiones de internos en el 2018

Un funcionario disfrazado de preso muestra alguna de las armas caseras incautadas en los últimos meses en Villahierro. / S. Santos

Los funcionarios de prisiones visibilizan la realidad ante una falta acuciante de medios y la previsión de la jubilación de casi el 50% de la plantilla en un plazo de tres años

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Cuchillos, navajas, pinchos, estacas y un suma y sigue de armas caseras diseñadas para herir e, incluso, para matar.

Es a lo que día a día se enfrentan los funcionarios de la prisión de Villahierro y que este jueves han intentado trasladar a la sociedad leonesa con una mesa informativa en la plaza de Botines.

Allí y alejados de las protestas, los cortes de carreteras y las barricadas, los funcionarios han denunciado sentirse desprotegidos ante una «falta absoluta» de formación y medios. El resultado, más de una docena de agresiones de internos a funcionarios durante el 2018 en la cárcel de Mansilla.

Así lo ha señalado Belisario Fernández Soto, portavoz de la plataforma de funcionarios en León, a la par que ha recordado que los únicos medios de defensa del que disponen es de porras, esposas y sprays.

«No hay otros medios para podernos defender y, como somos funcionarios civiles del estado, carecemos de cualquier formación en defensa frente a los ataques de los internos», señaló Soto, que recordó que día a día se enfrenta internos de cualquier índole, desde terroristas pasando por yihasitas o agresores sexuales.

Falta de 100 funcionarios

Indefensión que se agudiza ante la «acuciante» falta de personal que sufre el centro penitenciario leonés, concretamente de un centenar de trabajadores, lo que obliga a que un solo funcionario atienda a entre 70 y 80 internos.

A ello se suma la preocupante edad media de los trabajadores. «La edad media está rondando los 55 años, por lo que o vienen fincarnos o vamos a tener un grave problema», señaló Soto. Es más, en apenas tres años está previsto que cerca del 50% de la plantilla se jubile.

«Este domingo se celebra una oposición con 831 plazas para toda España lo que claramente es insuficiente para cubrir este déficit de personal cuando en León tenemos una RPT para 505 trabajadores y en la actualidad apenas se superan los 400».

Una prioridad que, de no atenderla, en apenas dos o tres años deberá ser atendida como urgencia. Por ello, los funcionarios de prisiones de León han exigido al ministro Fernando Grande-Marlaska a que cumpla las promesas que puso encima de la mesa durante su etapa en la oposición.

«Nos sentimos desprotegidos por este Ministerio y queremos que, a través de la plataforma, el ministro se siente a negociar para dar solución al problema que tenemos, tanto en materia de personal como formativa».