El primer pleno sin Majo deja a Castañón como nuevo portavoz del PP en un tiempo «de lealtad y control»

Oposición y gobierno durante el pleno. / Sandra Santos

Quien fuera alcalde de Pola de Gordón se abstuvo de hacer preguntas al gobierno provincial: «Estamos todos adecuándonos a las nuevas situaciones, el equipo de gobierno también necesita tiempo y empatía»

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

El vacío que deja Juan Martínez Majo en el salón de plenos del Palacio de los Guzmanes es notable. Son muchos años tanto en la bancada popular como en la del gobierno provincial, por lo que la estampa de la sesión ordinaria de este miércoles notaba la ausencia. A la espera de la llegada del alcalde de Riello, Manuel Rodríguez, el asiento de Majo no tenía sustituto en una despedida sin el despedido, que ya es delegado territorial de la Junta en León.

«Hay que agradecerle su etapa, porque cuando formamos parte de esta casa venimos con el ánimo de trabajar por la provincia, acertemos o no», recordaba sobre Majo el actual presidente provincial, Eduardo Morán.

Quien será ahora portavoz del PP es quien fuera su portavoz, Francisco Castañón. Morán agradeció su tono, contestando Castañón que la intención no es otra que «mantener las ganas, la ilusión e intentar apoyar las medidas que mejoren la vida de las personas de la provincia».

En este sentido, el que fuera también alcalde de Pola de Gordón avanzó en el turno de preguntas que los populares «no preguntamos en este pleno porque estamos todos adecuándonos a las nuevas situaciones, el equipo de gobierno también necesita tiempo».

El gesto de Castañón no pasó desapercibido tras la sesión por el resto de diputados, que aplaudieron la caballerosidad. «Nosotros nos planteamos la oposición con lealtad pero control, tenemos un conocimiento de la casa y sus problemas que nos obliga a tener empatía. Por nuestra parte tendrán colaboración».