La apuesta de la Diputación para bomberos: un servicio 'a la gallega' sin descartar el modelo público-privado

Un bombero del Ayuntamiento de León durante una extinción de Malillos. /Luis Canal
Un bombero del Ayuntamiento de León durante una extinción de Malillos. / Luis Canal

El presidente de la Diputación exalta el modelo de la Diputación de La Coruña, en el que la gestión es directa y compartida con la Xunta al 50% | Los socialistas descartan un cuerpo de voluntarios y llaman a hacer cambios: «Espero que la ley no sea distinta que en Valencia o Galicia»

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

En la última reunión de la Federación Española de Municipios y Provincias, los 'corrillos' animaron a Eduardo Morán en un sentido claro. «Los presidentes fueron claros, me han trasladado la preocupación por si se nos ocurre asumir íntegramente el servicio de extinción de incendios por el coste que tiene», comentó el presidente de la Diputación de León tras el pleno.

Con la idea de tomar ideas para replantear el modelo provincial, Morán visitará este jueves el Servicio de Extinción de Incendios de la Diputación de La Coruña, donde el modelo «se basa en un consorcio participado por el gobierno autónomo y la diputación provincial al 50% cada uno». Como comentó, desde el mes de enero «el personal es propio del consorcio, laboral y funcionario, y los tres años anteriores estaba externalizado, pero han apostado por una gestión directa».

A Coruña encaja en los planes del presidente. «Va en la idea que tenemos, aunque el delegado territorial de la Junta en León ha dicho que es imposible, espero que la ley no sea distinta que en Valencia o Galicia».

No se posiciona Morán sobre si el modelo será público-privado, una cuestión sobre la que ya tenía dudas el anterior equipo de gobierno. «Ellos anunciaron que si no eran capaces de poner en marcha el servicio sobraban aquí, y esa puede ser la razón por la que no siguen», aseguró de forma jocosa el alcalde de Camponaraya.

Lo que parece descartado es la opción de un cuerpo de voluntarios («no creo que sea la mejor forma, porque tiene que ser profesional», estimó Morán), al tiempo que aseguró que en ningún caso «vamos a poner en marcha servicios que hipotequen a la Diputación en el futuro».

Por el momento, según ha traslado en el pleno, la licitación no ha sido posible en Valencia de Don Juan (por la falta de la licencia de construcción del Ayuntamiento) y en Celada de la Vega, donde el concurso quedó desierto.

Desde la Diputación pedirán una reunión con el consejero de Fomento, el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, para tratar «estos y otros asuntos».