Fundos reclama la titularidad sobre los terrenos en los que se levanta 'El Portillo', el principal edificio administrativo de Unicaja en León

Imagen del edificio de 'El Portillo', levantado sobre una parcela que Fundos defiende como propia./
Imagen del edificio de 'El Portillo', levantado sobre una parcela que Fundos defiende como propia.

La Fundación Obra Social Caja Castilla y León (Fundos) mantiene en su demanda contra la entidad de ahorro que el 'cerebro' de España Duero en 'El Portillo' fue levantado sobre terreno de su propiedad, lo que inhabilitaría la venta del inmueble

J. Calvo
J. CALVOLeón

El principal edificio administrativo que España Duero tenía en León capital, en realidad el inmueble que daba cuerpo al cerebro técnico y administrativo de esta entidad de ahorro en 'El Portillo', también irá al juzgado por la demanda abierta por Fundos contra Unicaja Banco.

Así se desprende de la documentación correspondiente a la denuncia presentada por la Fundación Obra Social Caja Castilla y León en el Juzgado de Primera Instancia número 9 de León en la que se reclama a Unicaja la devolución de todos los bienes cuya titularidad exhibe Fundos en contra del criterio de la entidad de ahorro.

De ese modo la demanda inhabilita a Unicaja para una posible venta del edificio de 'El Portillo' situado en la zona sur de la ciudad, en la N-601 sobre una parcela de 93.619 metros cuadrados de los que algo más de un tercio son de superficie útil construida.

La demanda contra la entidad de ahorro, a la que ha tenido acceso leonoticias, especifica que de forma no legal se procedió a la realización de dos actas de subsanación sobre la escritura de segregación inicial retirando a Fundos la titularidad de ese terreno.

Parcela de su titularidad

Como quiera que Fundos defiende la ilegalidad de las citadas actas concluye que en realidad el edificio central administrativo se levanta sobre una parcela que es de su titularidad.

La inadecuación del patrimonio se reclama tras «el otorgamiento con fecha 21 de febrero de 2014 y 14 de noviembre de 2014 de sendas escrituras calificadas de subsanación de la escritura de segregación, en virtud de la cual se alteraba la composición del patrimonio segregado, añadiendo al mismo (primordialmente en beneficiodel Banco Ceiss) partes de ciertos bienes inmuebnles que estaban expresamaente consignados entre os activos exluidos. Se alegará y acreditará que las citadas escrituras de subsanación son radicalmente nulas por falta de consentimiento».

En su conjunto Fundos reclama bienes por valor superior a los 50 millones de euros y en la propia demanda se insta al titular del juzgado a que se ordene al menos una anotación como medida cautelar con el fin de que no se pueda ejercer sobre los citados bienes acción alguna que comprometa su titularidad.

Modificaciones sin derecho de representación

Fundos ha insistido en las últimas semanas en hacer valer el argumentario de la demanda. El mismo contempla que cuando se firmaron las dos 'actas de subsanación' (en una de las cuales se le retira la titularidad de los terrenos en los que se ubica el edificio de 'El Portillo') el firmante de las mismas carecía de capacidad, representación y derecho para actuar ante notario.

Para ello la demanda acompaña copias de correos electrónicos en los que se reconoce que la modificación del acta de segregación (aquella en la que se producía el reparto de bienes) sólo podría corresponder a los primeros firmantes, citando textualmente a Evaristo del Canto, Isaías García MOnge, Miguel Ángel Álvarez, Alejandro Menéndez, José María de la Vega y Luis Miguel Antolín.

Ninguna otra persona, tal y como consta en los escritos, contaba con «apoderamiento para la subsanación de defectos», tal y como se puede leer en la demanda.

26 millones de euros

Fundos reclama, además de la parcela citada y sobre la que se asienta el emblemático edificio, una cantidad económica de 26 millones de euros y que se corresponde con el 'restante' de los 40 millones de euros comprometidos como aportación inicial y los escasos 14 millones que se aportaron en su día.

A esa cantidad se suma un patrimonio, según la demanda, de «10.000 obras de arte (...) 4.010 procedentes del Archivo histórico de Caja España, 3.839 obras procedentes del Archivo histórico de Caja Duero, 621 cuadros, 1.842 dibujos y 6 libros ilustrados de la obra de Zacarías González, 19 pianos de cola y gran cola, 1.642 referencias de bienes muebles y mobiliario en general, además diez muebles bargueños y ocho referencias de mobiliario adicional».

Todo ello, unido a una treintena de inmuebles, alcanza un patrimonio que superaría ampliamente los 50 millones de euros. La cantidad, que podría ser aún superior al resultar de difícil cálculo el valor del patrimonio artístico más importante de Castilla y León, podría obligar a que la entidad de ahorro planteara dotaciones especiales en el marco del actual proceso de fusión abierto con Liberbank.