https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Pablo Fernández: «Cs es más de lo mismo que el PP, el PSOE un mero maquillaje y VOX antónimo del progreso»

Pablo Fernández, durante el encuentro en leonoticias. / . Santos

El líder de Podemos apuesta por dar voz a la ciudadanía ante los problemas de encaje territorial de Castilla y León carga contra su formación por airear los problemas en platós de televisión y redes sociales

A. CUBILLAS | J. CALVO
A. CUBILLAS | J. CALVO León

Pablo Fernández asume por segunda vez consecutiva el reto de encabezar la lista de Podemos para liderar la Junta de Castilla y León. Reconoce que ve con preocupación la irrupción de VOX, ve a Ciudadanos como más de lo mismo y a PSOE como un mero recambio.

A nivel local, lamenta no haber sido capaz de comunicar la labor desarrollada por Podemos y el no poder concurrir en todos los municipios para asaltar la Diputación. A nivel nacional se muestra crítico con sus compañeros por haber externalizado en platós de televisión y en las redes sociales sus batallas internas.

Él se aleja de cualquier pulso interno y se centra en el ciudadano, al mismo que pone en el centro de su gestión al frente de Podemos de Castilla y León.

-La irrupción de Vox constata el crecimiento de la derecha frente a la izquierda, ¿Le preocupa?

- Es un hecho insoslayable. La derecha está en auge y es una mala noticia para todo el país. Creo que en Castilla y León hay una singularidad porque pasa lo de Andalucía pero a la inversa. Aquí lleva el PP 30 años gobernando y la realidad es palmaria: despoblación, con pérdida de más de 136.000 personas, y precariedad, el 94% de los contratos que se firman son temporales, el 69% a tiempo parcial lo rubrican las mujeres, y en exilio.

Pienso que la gente quiere un cambio y aspiro a convencer que el cambio y la verdadera trasformación políticas es Podemos. A día de hoy, el PSOE es un recambio, un mero maquillaje. Ciudadanos es más de lo mismo que el PP, incluso sus políticas económica son más neoliberales; y Vox es antónimo de cualquier cambio y progreso, al fin de cuentas aboga por cargarse el Estado de Autonomías, eliminar la ley de violencia machista e involucionar los derechos de miles de trabajadores.

-Habla de que el PSOE es un recambio, ¿Pero qué postura tomaría Podemos si le lanza un guante para gobernar la Junta?

-Salgo a ganar a que el PSOE me dé su apoyo como presidente. Esa es mi firme determinación, la de ganar. Otras conjeturas, eso habrá que valorarlo después del 26 de mayo. Ahora estoy concentrado en salir a ganar. Creo que Podemos puede dar una sorpresa y que ese trabajo sembrado durante cuatro años puede germinar y dar sus frutos.

-Carga contra Vox por plantear romper el Estado de autonomías pero ¿sería partidario de una revisión de la comunidad de Castilla y León?

-Yo no sería contrario a que pueda hablar una consulta. Siempre hemos sido proclives a que en aquellos lugares con problemas con encajes rurales se resuelva dando voz a la ciudadanía, por lo que sería partidario de que se puedan hacer consultas en este sentido. Eso es una cosa y otra bien distinta es la que promulga Vox, que supone suprimir el Estado de Autonomías, es decir, la mayor reforma constitucional de mayor calado y tentaría contra el espíritu de la Transición del 78. A veces me hago de cruces, cuando en Andalucía el PP está encantado de pactar con Vox y me gustaría preguntarle a Herrera, que enarbola esa bandera de autonomismo útil, como es posible que su partido pacte con ese partido. Es la incoherencia de la política.

-Cómo ve el terreno político local, ve a Podemos con opciones a ganar

-A ello salimos tras cuatro años desarrollando muy buena labor. Quizá no han trasmitido a la mayoría social esa importante labor desarrollada y eso puede ser un hándicap pero se ha hecho muy buena labor. Pero el panorama en la ciudad de León es calamitoso, con un alcalde como Silván que pasará a la historia como un conseguidor, que no ha hecho nada, que no hizo nada cuando fue consejero en su día y que ha contado con el bastón naranja. El paroxismo de la sumisión ha llegado con esa comisión de investigación que es un trampantojo, una filfa, engaño y que no vale para nada. Creo que Cs en León va de la mano del PP, que tienen que hacer teatrillo y de vez en cuando juegan a pegarse en los plenos pero tomando un café pactan perfectamente.

-¿Cuántas candidaturas a nivel local podrá concurrir Podemos para poder llegar a la Diputación?

-Una de las carencias que hemos tenido que la implantación en el medio rural en la provincia no ha sido tan arraigada y potente como nos hubiera gustado por lo que no seremos capaces de conformar candidaturas en todos los pueblos como hubiese deseado. Pero allá donde haya una candidatura en esta provincia será garantía de honestidad, compromiso y rigor. A día de hoy hemos priorizado la calidad a la cantidad. Pero bien es cierto que nos hubiera gustado presentar más candidaturas porque la Diputación es una institución decisiva para el futuro del medio rural.

-¿Es posible analizar las confluencias a nivel local?

A día de hoy no se ha cerrado acuerdos en ningún municipio, nuestra intención es sellar pactos y candidaturas amplias pero con una premisa, quiero hacer política en el eje arriba-abajo, es decir para la mayoría social. Creo que encajonarnos en el eje izquierda-derecha es un error.

-¿La marca Podemos estará por primera vez en las municipales de León?

En estas elecciones el hecho seguro es que nos presentamos con la marca Podemos. La duda es si va a ir la marca de otros actores políticos. Los del 2019 serán los primeros comicios en los que Podemos con su marca estarán presentes en municipales.

-¿Cómo ve a Podemos en esa batalla nacional?

-En la batalla nacional salimos a ganar las elecciones. Se ha intentado instalar un discurso de pesimismo y creo que es un buen momento de reivindicar los logros a nivel nacional, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional o el de las pensiones. Seguiremos en esa senda, poniendo por encima de todo a las personas, luchando para acabar con la burbuja de alquilar, para que la lucha contra la despoblación sea un asunto de Estado, que la reindustrialización de la España interior sea un elemento esencial del Gobierno y que se construya una España cimentada en la equidad y la igualdad.

-¿Cree que las disputas internas del partido ha enturbiado el mensaje que envía Podemos?

-Hemos dedicado más tiempo a hablar de nosotros mismos que de nuestros proyectos. Creo que es un error, los problemas hay que resolverlo de puertas a dentro y no exteriorizarlos en platós de televisión y en twitter y centrarnos en solucionar y mejorar la vida de la gente. Es verdad que a veces es difícil explicar nuestras propuestas, yo por eso he optado a lo tradicional, a recorrerme las calles de esta Comunidad con un stand para explicar mi proyecto y escuchar a la gente, algo a lo que no están acostumbrados fuera del periodo electoral.