Una nueva versión de 'Muerte en León' recoge el testimonio del asesor de Juan Vicente Herrera para tapar el 'agujero negro' del crimen de Isabel Carrasco

Cartel del nuevo documental./
Cartel del nuevo documental.

«Luis Estébanez ya aparece nombrado y se escucha su voz», explica Justin Webster, director del documental sobre la muerte de Isabel Carrasco

ARTURO POSADA
ARTURO POSADALeón

El asesinato de Isabel Carrasco y las circunstancias que rodearon todo el proceso judicial forman parte de una nueva versión del documental 'Muerte en León' que se estrena este lunes en Madrid, el día 6 en Barcelona y el 22 en la plataforma HBO bajo el título 'Caso cerrado' (también podrá verse en cines de León).

La serie original, de cuatro capítulos, se condensa ahora en un largometraje de 79 minutos donde se puede escuchar el testimonio del asesor de Juan Vicente Herrera, al que ya se identifica como Luis Estébanez, y que aparecía repetidamente en la lista de llamadas de Triana Martínez, condenada junto a su madre, Montserrat González, por el asesinato de Isabel Carrasco.

«No he podido investigar hasta el fondo, pero sí aclarar un poco más sobre estas llamadas y lo que pasó con la investigación policial», explica Justin Webster, director del documental. «En la primera parte, intenté entrevistar a Luis Estébanez, con cámara, sin cámara, 'on the record', 'off the record'. En esta versión ya aparece nombrado y se escucha su voz. Creo que era esencial para demostrar la no investigación de esas llamadas».

Webster considera que todo el proceso de investigación se «acotó» para evitar «situaciones sensibles», pero recalca: «Somos muy estrictos para no acusarle de nada en el documental. Evitamos las especulaciones. Pero sí se establece claramente, en el caso de Luis Estébanez, que tuvo mucho contacto con Triana. ¿Qué relación mantenían? Es un hombre mayor, la diferencia de edad es bastante grande. No sabemos si es el novio o no, yo lo dudo. Él explicó que Triana le pedía trabajo. Es posible que pueda demostrar que no tenía nada que ver, pero nunca se le llegó a investigar».

Justin Webster acometió esta nueva versión de 'Muerte en Leon' después de que el final de la serie original le dejase una sensación de «frustración». «Estábamos investigando al entorno de Triana a través de su agenda telefónica para buscar gente con la que poder hablar. Entonces, descubrimos a una persona, a la que no identificamos hasta muy tarde, que resultó ser asesor del presidente de la Junta de Castilla y Leon. Obviamente, tenía una relación intensa con Triana por la cantidad de llamadas que se hacían, incluso el mismo día del asesinato. La sorpresa fue enorme cuando vimos que no había sido identificado y él me dijo que nadie le había contactado. Hablé con él varias veces, pero su explicación de las llamadas es que Triana buscaba trabajo. A mí no me pareció muy convincente que eso fuese toda la historia. De todas maneras, no pude profundizar más. Me habría gustado hablar con él en persona, pero al final no fue posible».

Justin Webster, director de 'Muerte en León'
Justin Webster, director de 'Muerte en León'

La película 'Muerte en León. Caso cerrado' llega a un final «más concreto» que la serie, tras un recuento de todo el proceso judicial que culminó con la condena de Montserrat González y su hija Triana Martínez a 22 y 20 años de cárcel por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Además, la policía local Raquel Gago fue condenada finalmente a 14 años de prisión como cómplice y encubridora. «La gente que ha visto la serie puede ver la película con final más definitivo», explica Webster. «La gente que no la ha visto puede entenderlo todo. Yo solo estoy medio satisfecho con el resultado. He avanzado más que al final de la serie, pero creo que todavía hay cosas por investiga por saber. Sería importante, por ejemplo, conocer cuál es la explicación para que no se investigara a Luis Estébanez».