https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Nicanor Pastrana: «No estoy aquí por el dinero sino por un compromiso ético firme»

Nicanor Pastrana en su toma de posesión. /
Nicanor Pastrana en su toma de posesión.

El concejal de Participación Ciudadana sale al paso de los últimos movimientos de Equo, asegurando haber solicitado cuatro reuniones para explicar las negociaciones «pero tres no tuvieron lugar y la cuarta se suspendió al poco de empezar»| El edil no esconde que la expulsión por parte de Podemos es una opción real: «La asumiré desde el respeto, pero sería rematar el proceso de la peor forma posible»

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Es consciente de que, desde el primer momento, su apuesta no fue bien recibida en Podemos. El desencadenante de unas relaciones no tan buenas como las deseables se da ahora cuando Equo, una de las patas de la coalición electoral que mantiene a Nicanor Pastrana como concejal, ha dicho basta. Se cae así una de las vigas del plan, en las que la carcoma de la desconfianza mutua dinamita cualquier visión a largo plazo.

Tras aprobar el pleno su dedicación exclusiva como concejal de Participación Ciudadana, el edil Pastrana toma la palabra ante los últimos acontecimientos. «Me hubiera gustado que Equo me hubiera preguntado, que me dieran la oportunidad de expresarme», aclara en conversación con leonoticias, en la que defiende que «no se me puede llamar tránsfuga ni aplicar el pacto anti-transfuguismo porque mi intención es seguir siendo concejal de Podemos-Equo».

Asegurando que lo que sabe de esta trama lo conoce por la prensa, Pastrana afirma que «de Podemos no sé absolutamente nada desde la última reunión de negociación del 2 de septiembre».

En este sentido, el concejal lamenta que «en cuatro ocasiones pedí reunirme con la coalición para explicar mi postura en las negociaciones, el 19 de agosto, el 21, el 30 y el 2 de septiembre, y en tres de esas ocasiones no hubo reunión y en la cuarta terminó al poco de empezar».

La brecha, por tanto, es más que evidente. Y en la viga carcomida, la dedicación exclusiva ha sentado como un martillazo. «Yo era trabajador social y tenía un sueldo generoso, no estoy aquí por el dinero», apunta el edil morado, que añade que «pienso cobrar tres salarios mínimos y la adaptación recogida por tener hijos, donando el resto al partido». Tal es así que no esconde que «en la oposición, si hubiera seguido en mi trabajo, cobraría más al estar en las comisiones».

Siguiendo en el ámbito económico, Pastrana asegura que su intención no es otra «que devolver a los vecinos todo lo que me dan porque no estoy por el dinero, sino por un compromiso ético firme». La donación al partido permitirá, según Nicanor Pastrana, «poder mantener abierta la sede».

Por último, no esconde que la expulsión por parte de Podemos es una opción real. «La asumiré desde el respeto, pero sería rematar el proceso de la peor forma posible».