Luto en León por Emiliano Alonso Sánchez-Lombas

Emiliano Sánchez-Lombas./
Emiliano Sánchez-Lombas.

Fallece a los 87 años el expresidente de la Diputación Provincial de León y procurador en las Cortes de Castilla y León

LEOOTICIASLeón

[Emiliano Alonso Sánchez-Lombas ha fallecido en León a los 87 años de edad. Fue presidente de la Diputación -1971 | 1979-, además de procurador en las Cortes de Castilla y León y presidente en la Cámara de Comercio de León. El presente obituario ha sido realizado por Paquita Cobos, abogada y amiga personal de la familia]

«Conocí siendo muy joven a Emiliano Alonso Sánchez-Lombas, por mi amistad con sus dos hijos mayores. Era la época en que los jóvenes empezábamos a reivindicar públicamente con especial intensidad los derechos, a ser muy críticos con el pasado, a postular la constitución como paradigma de nuestros ideales, y a considerar incluso que quienes ejercían autoridad por su condición de representantes públicos, aunque fueran padres de nuestros amigos, representaban todo 1o que queríamos que cambiase.

Mi convivencia y mis discusiones con Emiliano padre, -así siempre le he llamado yo-, me permitió ya en aquella época darme cuenta de cosas que con el tiempo he podido reafirmar.

Estar en las antípodas ideológicas no me impidió ver que no era sectario, ni era clasista. Era inteligente, tenía un concepto riguroso del servicio público, y sobre todo era respetuoso. Así 1o reconoce también mi padre, más o menos de la misma generación.

Recuerdo que siempre respetó mis inclinaciones por lo social, las vinculaciones con lo no gubemamental, y mi empeño en esgrimir lapancarta de la defensa de los derechos fundamentales, lo que para otros era medio revolucionario.

Tenía la habilidad de no darte la ruzón directamente, pero su forma indirecta era muy gratificante: «eres muy buena compañía para mis hijos», solía decirme.

Siempre respeto, pero también afecto, que se ha mantenido hasta hoy. Y siempre agradecimiento con tono de recio leonés, que resultaba toda una expresión de temura, cuando ya mayor, vivió pérdidas familiares muy tristes.

Te devuelvo ese agradecimiento, por lo que me permitiste aprender, y hoy, como en nuestro último gncuentro, ya en el hospital, te doy ese beso que con tanta gracia me pediste (anda...; dame un beso reina). Que sea mi reconocimiento más sincero».

Paquita Cobos

Abogada

Condolencias institucionales

Contenido Patrocinado

Fotos