https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Las licencias de obra nueva crecen un 40% y la capital suma 18 nuevos edificios en el último año

Imagen de unas obras en un edificio de la capital. /Gráfico
Imagen de unas obras en un edificio de la capital.

Las solicitudes y permisos a la concejalía de urbanismo del Ayuntamiento de León siguen en los mismos, pero crecen las licencias de arquitecto para nuevos edificios y naves | Las declaraciones responsables también sufren un incremento del 32% desde 2015 y se sitúan en 2.519 en el último registro del consistorio

I. SANTOS
I. SANTOSLeón

Grúas, camiones, andamios y muchas obras. León ve la recuperación económica de los últimos años en el aumento de licencias que se solicitan en el Ayuntamiento de la capital leonesa. Desde 2015 el aumento de los permisos para realizar las conocidas como 'obras mayores' han subido desde los 116 a las 160 solicitudes concedidas en 2018, según los datos facilitados por el consistorio.

Un aumento del 37,93% que ha vuelto a traer al cielo de la capital las grúas de construcción. Tímidamente desde 2015 las licencias han ido en aumento, hasta las 1349 en 2016, las 151 de 2017 y finalmente han incrementado hasta las 160 de 2018.

Las licencias para la edificación de viviendas residenciales de nueva planta también han sufrido un aumento desde el pasado 2015, con un registro de 7 edificios, llegando el pasado año a las 22 nuevas edificaciones. En la segunda parte del año 2018 (desde mayo), el Ayuntamiento leonés ha registrado la solicitud de construcción de seis nuevos en la capital que con sus diferentes características y alturas darán servicio a 120 viviendas.

Derribos y sus licencias

Uno de los apartados de licencias que más críticas ha causado en los últimos años al Ayuntamiento leonés ha sido el tema de los derribos. En este caso, la concejala de urbanismo, Ana Franco remarca que «son los arquitectos municipales quienes toman esa decisión y lo hacen cuando el edificio es un peligro para la ciudadanía».

Tras un meticuloso estudio y sus posteriores revisiones por los responsables del consistorio los arquitectos sólo ejecutan la orden de demolición cuando el edificio en cuestión es un peligro. Por ello, la concejala explica que «si en la ciudad se ve un edificio que parece que se va a caer, que los leoneses tengan claro que ha sido estudiado por los técnicos».

En este caso, también se debe pedir una licencia de derribo de las cuáles el pasado 2018 se ejecutaron 19 órdenes. Una cifra que no difiere en exceso de los años anteriores que también se llevaron a cabo la concesión de alrededor de 20 derribos.

Internet también necesita permiso

Un aumento de la obra nueva para uso residencial que contrarresta con la solicitud de acometidas que en 2015 fue de 497 permisos, mientras que en el pasado ejercicio tan sólo llegaron a las 175.

A este respecto la concejala responsable del área Ana Franco ha destacado el incremento en los últimos años de solicitudes para instalar la red de fibra eléctrica en diferentes edificios y barrios de la capital.

Los expedientes son de urbanismo

El área de urbanismo también controla certificados, licencias de actividad, ambientales o transmisiones. Los negocios y comercios de la capital leonesa tiene que ponerse en contacto con el Ayuntamiento de León para solicitar las licencias pertinentes según su tipo de actividad. Pero en el caso de que su actividad, no provoque humos ni ruidos también deberán comunicar el inicio de la misma.

Este ha sido uno de los problemas a solucionar, ya que el coste de las licencias provocaba que muchos negocios se mantuvieran de manera ilegal. El pasado 27 de marzo de 2017 dejaron de abonarse las tasas en establecimientos por el inicio de actividad.«Hubo muchos negocios que en ese momento no pagaron la tasas y ahora que saben que no tiene que pagar hacen la comunicación de inicio de actividad», remarca la concejala del área responsable, Ana Franco.

Un nuevo registro que ha permitido regularizar muchos establecimientos que permanecían de manera ilegal en la capital leonesa.