León pierde 4.700 empleos en el primer trimestre y tiene la cuarta peor tasa de actividad de España

Un trabajador en una planta de acero./
Un trabajador en una planta de acero.

La Encuesta de Población Activa (EPA) registra un total de 26.300 desempleados en el primer trimestre del año frente a los 21.600 con los que terminó 2018 | La tasa de actividad se sitúa en el 50,20%

J.C.León

La Encuesta de Población Activa (EPA) alerta de serios nubarrones sobre la economía provincial. Lo hace, a tenor de los datos ofrecidos este jueves, tanto por el incremento en el desempleo como por la reducida tasa de actividad de la provincia.

En detalle

Durante el último trimestre, período de registro de la EPA, León ha perdido 4.700 empleos y tiene la cuarta peor tasa de actividad (se calcula como el cociente entre la población activa y la población en edad de trabajar o mayor de 16 años) de España tan solo empeorada por Lugo, Orense y Zamora.

En los registros facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) León suma en el mes de marzo 26.300 desempleados, 4.700 más que en el trimestre anterior (21.600).

En empleo másculino se registran 12.000 trabajadores desempleados frente a los 10.800 del dato anterior; por su parte se registran 14.300 mujeres sin trabajo frente a las 10.700 del último dato.

Dato autonómico

Más allá del dato provincial el número de desempleados en Castilla y León se disparó en el primer trimestre del año en 11.600 personas, un 9,31 por ciento más, al cerrar la cifra de parados en 136.700 en relación al último trimestre de 2018, en un periodo que habitualmente se comporta de esta manera en España y en la Comunidad.

Sin embargo, la foto es diferente en la comparativa interanual, donde el paro baja en 18.100 personas, un 11,67 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En España, entre enero y marzo el desempleo aumentó un 1,51 por ciento (49.900 más) en la intertrimestral, frente a una caída del 11,64 por ciento, con 441.900 personas menos en paro, en relación con el primer trimestre de 2018.

Evolución provincial

Por lo que respecta a la evolución por provincias, en la comparación intertrimestral se elevó en todas ellas, a excepción de en Palencia, donde cayó un 12,15 por ciento, hasta totalizar 9.400 desempleados. Así, se elevó en Ávila, un 27,08 por ciento, hasta los 12.200; en Burgos, un 1,57 por ciento, con 19.400 parados en total; en León, un 21,76 por ciento, y 26.300; en Salamanca, un 7,14 por ciento y 19.500; en Segovia, un 5,88 y 7.200; en Soria, un importante 52,68 por ciento (el principal incremento porcentual de la Comunidad), hasta los 2.900; y en Valladolid, con un 9,54 por ciento más, con 28.700 parados. Por contra, en Zamora se mantuvo la cifra intacta, con 11.100.

Asimismo, el paro también bajó el último año en todos los territorios salvo en la provincia palentina, donde se elevó un 3,3 por ciento, con 300 parados más. Descendió en Ávila un 10,95 por ciento y 1.500 personas menos en paro; en Burgos, con un 2,51 por ciento (500 menos); en León, un 12,62 por ciento menos y 3.800 personas; en Salamanca (8,45 por ciento y 1.800 menos); Segovia (26,53 por ciento y 1.600 menos); Soria (43,14 por ciento y 2.200 menos); Valladolid (3,04 por ciento y 900 menos) y Zamora (31,48 por ciento y 5.100 menos).

En términos absolutos, la mayor tasa de paro la presenta Ávila, con un 17,87 por ciento, seguida de Zamora, con un 14,87 por ciento; Palencia, con un 13,24, León con un 13,11; Salamanca con un 13,01 por ciento; Valladolid, con un 11,45; Burgos con un 11,35 por ciento; Segovia con un 9,87; y Soria con un 6,89 por ciento de tasa de paro.

En cuanto a los ocupados, en la comparativa interanual, las provincias donde cayeron fueron Palencia, con un 4,35 por ciento y 2.600 menos, Ávila, con un 4,58 y 2.700 menos, y Soria, con un 0,75 por ciento y 300 menos. Por contra, la ocupación se elevó en León un 1,51 por ciento (2.600); Salamanca con un 0,62 por ciento (800); Segovia con un 2,34 por ciento (1.500); Valladolid con un 2,78 por ciento (6.000); y Zamora, con un 4,11 por ciento más y 2.500.

Por lo que respecta a los activos, en el último año el retroceso se acumuló en todas menos en Valladolid, donde se incrementaron un 2,04 por ciento, con 5.000 más. Por contra, disminuyeron en Ávila un 5,79 por ciento (3.800 menos); Burgos, con un 0,75 por ciento (1.300 menos); León, con un 0,54 por ciento (1.100); Palencia con un 3,4 por ciento (2.500); Salamanca, con un 0,66 (1.000), Segovia, con un 1,62 por ciento (1.200), Soria con un 5,35 por ciento (2.400); y Zamora con un 3,38 por ciento (2.600).

En términos absolutos, Valladolid se sitúa a la cabeza en cuanto a número de activos con 250.700, por delante de León (200.800), Burgos (171.000), Salamanca (149.900), Zamora (74.400), Segovia (72.800), Palencia (71.000), Ávila (68.400) y Soria (42.500).